Las familias Campos y Delgado perdieron el 80 y 100% de sus bienes tras el desplome de las casas el pasado 10 de septiembre.

Las familias Campos y Delgado solicitan apoyo gubernamental y de la sociedad civil para recuperar las pertenencias que perdieron luego de que sus casas en el barrio Ricaurte de la UD-145, en San Félix, se deslizaran una sobre la otra durante las lluvias, pues el terreno irregular donde las casas estaban cimentadas cedió la mañana del 10 de septiembre.

El derrumbe dejó dos personas heridas y ocasionó la pérdida completa de una de las viviendas. “Lo perdimos todo, todos mis corotos”, lamentó María Campos.


“Lo perdimos todo”, lamentó María Campos

La mujer relató que su hija de 13 años estuvo al menos cuatro horas tapiada. Cocina, nevera, lavadora, ropa y demás artefactos del hogar también quedaron sepultados. A María le cayó una pared de escombros encima y después de dos días convulsos les dieron de alta en el Hospital Dr. Raúl Leoni.

La niña no ha podido ser examinada por un especialista porque no tienen recursos para hacerle una tomografía valorada en, como mínimo, 30 dólares.

Todavía requieren tratamiento para las lesiones: Diclofenac y Cefradoxilo. La familia se está quedando temporalmente en casa de unos vecinos.

“Necesito apoyo porque ¿dónde voy a vivir?”, lamentó Campos. La familia de bajos recursos espera apoyo gubernamental.

La familia Delgado, residentes de la casa que cayó sobre la de la familia Campos, perdió el 80% de la vivienda, siete personas vivían ahí desde hace unos ocho años. Entre los afectados por la pérdida de su hogar y pertenencias están un niño de tres años y una niña de siete meses, según informó uno de sus parientes, José Betancourt, de 34 años.

No fue posible establecer contacto con Protección Civil para conocer la magnitud de los daños, ni el grado de inseguridad del resto de las construcciones improvisadas en la zona.

Betancourt señaló que este lunes funcionarios de Protección Civil les pidieron sus datos para levantar un informe y hacerlo llegar al gobernador Justo Noguera.

Fuera de eso, se desconocen las medidas a tomar por los entes gubernamentales.

Déficit habitacional


Una menor de 13 años fue rescatada entre los escombros por los bomberos

Las viviendas se derrumbaron por estar en una zona no apta para su construcción de acuerdo con los estándares de urbanismo. En los últimos seis años Ciudad Guayana ha experimentado un aumento poblacional que supera la cantidad de casas construidas.

Para el 2014, el gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez ofreció la construcción y asignación de 8.500 casas como meta de la Gran Misión Vivienda, algunos de estos proyectos se comenzaron y seis años después no se han terminado. En cambio, el número de barriadas e invasiones dentro de la ciudad ha aumentado.

El entonces presidente del Instituto de la Vivienda, Obras y Servicios, Héctor Herrera, informó a través de nota de prensa de la Gobernación que para el 2013 se construyeron 15.994 soluciones habitacionales en todo el estado Bolívar.

Herrera informó en esa época que a través del programa 0800-MIHOGAR se entregaron unas 5.520 casas, y que solo en Ciudad Guayana se habían ejecutado 178 proyectos habitacionales, lo que quiere decir que en teoría, solo en Guayana se concentraría 32,30% de los proyectos gubernamentales de viviendas en el estado Bolívar.

Sin embargo, a pesar de las cifras oficiales, el déficit habitacional es el responsable de la proliferación de invasiones en el municipio Caroní y cientos de familias tienen años esperando una vivienda de las prometidas, sobre todo, damnificados por las lluvias y las crecidas del río Caroní.

Laura Clisánchez

CORREO DEL CARONI

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here