La vida de estos pacientes está en juego, la unidad de diálisis cerrará debido al abandono y la falta de mantenimiento

Ciudad Guayana.- La Unidad de Hemodiálisis y Diálisis Peritonial Jesús de Nazareno, ubicada en la Avenida Atlántico de Puerto Ordaz, se enfrenta al posible cierre de sus puertas por la falta de mantenimiento: 10 de los dinamizadores y el sistema de osmosis se encuentran fuera de servicio.

Son aproximadamente 62 pacientes los afectados ante este panorama.

Es por ello que, estos pacientes renales decidieron protestar frente a las instalaciones exigiendo el derecho a la vida y la atención necesaria, ya que ni la administración del centro, ni la Gobernación del estado Bolívar han atendido el llamado.

Pacientes renales protestando frente a las instalaciones de la Unidad de Diálisis y Hemodiálisis Jesús de Nazareno – Fotografía: Cortesía

Alicio Velázquez (37), quien desde hace 7 años es paciente renal y se ha estado dializando, expresó que: “En el centro la bomba de agua se dañó por falta de mantenimiento, tenemos unos filtros que son importados y cuestan mucho dinero, el presupuesto que nos facilitaron fue de 4.400$ y se necesita la osmosis que es toda la planta de agua, se encarga de limpiar el agua para que que el resto de las maquinas puedan trabajar en optimas condiciones”.

De igual forma Velázquez manifestó que, en las instalaciones se encuentran 25 máquinas de diálisis, de las cuales 11 están en funcionamiento y el resto no están operativas debido a la falta de mantenimiento, por lo que «tanto los pacientes como la administración hemos tratado de contactar a los representantes del Seguro Social, solicitando la colaboración para sustentar este problema, pero hasta los momentos no hemos recibido ningún tipo de respuesta».

Por otra parte, destaco: “Nosotros los pacientes hacemos un llamado a los entes encargados a solventar esta situación, ya que la vida de muchos de nosotros está en juego y exigimos el derecho a ser escuchados para poder continuar con nuestras diálisis”.

Pacientes renales exigiendo respuestas y atención frente a las instalaciones de la Unidad de Diálisis y Hemodiálisis Jesús de Nazareno – Fotografía: Cortesía

“Hoy tuvimos la desdicha de que nos informaran que cerrarían la unidad de diálisis, estaban tratando de llamar a la sala situacional del gobierno para hacer la entrega de las respectivas máquinas, ya que la doctora Silvia Villarroel, debido a toda esta situación no quiere tener más nada que ver con este centro, dejando a  la deriva a 62 pacientes de diálisis”, informó Velázquez.  

El exhorto es a los entes encargados a brindar la ayuda necesaria para solventar esta problemática que enfrentan estas instalaciones, para así poder salvar la vida de cada uno de estos pacientes que ya no cuentan con este beneficio.

NUEVA PRENSA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here