“Por la proximidad con la frontera ha venido mucha gente de Brasil por trochas, y esto ha hecho que nuestra población se haya infectado”, explicó

El empresario Alejandro Briceño, activista social de El Callao y presidente de la Fundación Minasoro, alertó sobre el aumento de casos de COVID-19 en esta localidad del estado Bolívar, e incluso, envió una carta al Ministerio de Salud para solicitar medidas de emergencia.

Briceño comentó que estuvieron 15 días sin pruebas PCR para la detección de la enfermedad en tiempo real, lo cual “nos está trancando”. Los exámenes llegaron en el transcurso de esta semana, y esperaban su distribución.

“Por la proximidad con la frontera ha venido mucha gente de Brasil por trochas, y esto ha hecho que nuestra población se haya infectado”, explicó en entrevista con contrapunto.com. Además, la sala para pacientes con COVID-19 en esta localidad “es muy pequeña”.

“Hemos hecho varios llamados a la máxima autoridad civil para que haga un cierre sanitario de nuestra población, de manera de no darle acceso a ningún miembro de otra población”, detalló. “Con la economía aurífera hay mucha gente que se traslada todos los días para acá desde distintos puntos; con todo y semana radical siempre hay gente moviéndose de una población a otra, y eso permite que cualquier persona enferma, sea asintomática o con síntomas, ingrese a la población”.

Con el cierre, de concretarse, “la gente que vive en el municipio no debería salir y la gente que viene de otro municipio no debería entrar. Pienso que esa es una forma segura para evitar la transmisión de la COVID-19”. Esa medida debería regir por al menos 15 días.

Briceño valoró positivamente la decisión de la administración de Nicolás Maduro de declarar cuarentena radical para Semana Santa. “Que la gente se quede en su casa” para “evitar la propagación; nosotros debemos tomar conciencia de que no tenemos que estar en la calle”.

Sin embargo, acotó que es difícil mantener a la población encerrada en su casa sin medidas compensatorias. “Las autoridades nacionales y estadales tienen que ayudar a las familias de más bajos recursos con comida, agua, de manera tal de que la familia se pueda quedar en su casa”.

El activista y empresario pidió a las autoridades sanitarias “priorizar la vacunación de la población” en El Callao por ser una zona minera. “Como comerciantes a través de la cámara de comercio” se hizo el contacto con Fedecámaras para sumarse al plan que propuso la organización, que busca que las empresas financien las vacunas para sus trabajadores y para sus familiares.

Texto: Vanessa Davies. Foto: Alonso Calatrava Rumbos

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here