La polémica ex Miss Universo asegura que muchos venezolanos la han desvalorizado

Han transcurrido veinticinco años desde que Alicia Machado irrumpió como un tornado en la industria del entretenimiento. Contra todo pronóstico y sin ser la favorita en el certamen Miss Venezuela 1995, la joven oriunda del estado Aragua -nació en Maracay en 1976- logró coronarse como la mujer “más bella” del país. Casi un año después, hizo lo propio al ganar el Miss Universo. Desde entonces, la exreina ha permanecido presente en la memoria de los venezolanos.

Para buena parte de sus coterráneos, la también actriz y cantante continúa siendo la Miss Universo venezolana con el reinado más controversial. Aquel incidente en el que Donald Trump, por entonces propietario del certamen de belleza internacional, la puso a hacer ejercicios frente a un grupo de reporteros y fotógrafos neoyorquinos porque había aumentado 18 kilos, la convirtió en la miss más publicitada. De alguna manera, ese fue su boleto a la popularidad, a la fama.

Un boleto que Machado ha sabido aprovechar y que le ha permitido incursionar en el competitivo mercado de artistas hispanos en Estados Unidos. Luego de un tiempo residenciada en México, la otrora representante del estado Yaracuy cambió sus coordenadas y se instaló en Bogotá para participar en MasterChef Celebrity Colombia, programa que actualmente produce la cadena de televisión RCN.

“Creo que soy un poco reservada y siempre espero proyectos como MasterChef para mostrarme tal como soy: una mujer de trabajo, familia y de metas claras. Después de veinticinco años siendo una chica famosa, en ocasiones creo y siento que es muy poco lo que saben de mí”, dice Alicia Machado desde el país vecino.

La exmiss graba para RCN el programa MasterChef Celebrity Colombia (CORTESÍA)

-De alguna manera usted ha estado ligada a proyectos ajenos a la dinámica que plantea propiamente MasterChef. ¿Qué la motivó a unirse a esta franquicia?
-Siempre he tenido una buena relación con RCN y me hicieron la invitación. Precisamente como madre y jefa de hogar, me encanta la cocina, ser anfitriona, siempre he sentido fascinación por la alta cocina. Por medio de mi agencia de representaciones me contactaron y yo feliz porque aquí estoy aprendiendo y conectando nuevamente con el público colombiano.

-Después de trabajar en varios países, ¿qué opinión tiene de la xenofobia justo ahora cuando reside en un país donde aparentemente la presencia del venezolano no es del todo bien aceptada?
-Realmente llevo muchos años fuera de Venezuela y tales estigmas de xenofobia no me han tocado en lo personal porque soy querida en muchos países. La xenofobia es un flagelo que existe en muchos países en contra de muchas nacionalidades, entonces, por el contrario, creo que si un país nos ha recibido y nos han dado oportunidades es Colombia.

-¿Considera que ser blanco constante de polémicas ha sido contraproducente para su profesión?

-Creo que como a todas las estrellas internacionales, y como a cualquier persona, la difamación o los escándalos mediáticos siempre nos afectan en su momento. De sabios y profesionales es saber seguir adelante demostrando el talento y la constancia para alcanzar mis sueños. Por años, específicamente muchos venezolanos, me han desvalorizado y ridiculizado a más no poder, me les volví tradición de burla y falta de respeto a una dama. Hoy por hoy, el dónde y el cómo me deben de respetar ya lo conseguí, de aquí en adelante veo por mi familia, carrera y metas.

-Tal parece que usted siempre quiso proyectar su carrera fuera de Venezuela puesto que buena parte de sus trabajos los ha realizado en el exterior: México, Estados Unidos y ahora Colombia.
-Sí. Mi carrera se proyectó desde un principio internacionalmente, desde el momento mismo en que fui Miss Universo. He pasado muchas temporadas estudiando en Estados Unidos y México. En 1998 empecé a trabajar en México y de allí vino Univisión hasta el día de hoy. Realmente creo que ha sido más destino que voluntad propia.

-Usted no era la favorita de Osmel Sousa para ganar y sus relaciones con Donald Trump no fueron las más cordiales durante su reinado como Miss Universo, sumado a eso ha lidiado con disputas y ha sido expuesta al escarnio público. ¿Cómo es su relación con el perdón?
-¡¿Mi relación con el perdón?! Las fantasías de las fábulas urbanas no son temas para mí hoy en día. Yo tengo paz en mi alma y mucho trabajo y metas por alcanzar, el amor de mi familia y de mis fans alrededor del mundo que me llenan de entusiasmo. Realmente ya no vivo ni recuerdo mucho el pasado, eso me atrasa y me desenfoca.

-¿Se daría nuevamente una oportunidad con el amor?
-Sí, siempre, una y otra vez. Actualmente me estoy dando esa oportunidad y con mucha ilusión.
@EduardoMuriaM

EL UIVERSAL

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here