800 Noticias

Andrés Giménez apunta a ser el campocorto titular de los Indios de Cleveland, cuando comience la temporada de Grandes Ligas el próximo 1 de abril, de acuerdo con un reporte de MLB.com.

Giménez, de 22 años de edad, no solo atraviesa por una sólida primavera con el madero, tras exhibir una línea ofensiva de .333/.375/.867, con dos jonrones, seis remolcadas y 1.242 de OPS, en sus primeros seis desafíos en la Liga del Cactus, sino que ha brillado a la defensiva.

El venezolano ha mostrado todas las herramientas que le llevaron a convertirse en uno de los mejores prospectos de las Mayores, mientras se desarrollaba en las granjas de los Mets de Nueva York antes de ser pieza clave en el cambio múltiple que le envió a la Tribu el pasado mes de enero, en el paquete por el boricua Francisco Lindor y el derecho Carlos Carrasco.

“Es sólido”, destacó Francona. “Hace todas las jugadas de rutina. Es un pelotero sólido. Eso es lo que todo el mundo habla de él, incluso a su edad, pero es un jugador de beisbol. Y hace todas las jugadas. Eso es un gran cumplido para un muchacho tan joven”.

 

El dominicano Amed Rosario, que también llegó en el canje con los metropolitanos, cuenta con más experiencia que el venezolano en las paradas cortas, tras ser regular de la posición con los metropolitanos en los últimos tres años, pero comenzó a perder tiempo de juego a manos de Giménez al final de la campaña de 2020, el año de su debut.

Tras comenzar los juegos de exhibición compitiendo por el puesto de campocorto, fue informado que para la próxima semana comenzará a tomar elevados en el jardín central. Rosario no ha actuado en una posición diferente a la del shortstop en la gran carpa. Lo que es un buen signo, en cuanto a las posibilidades de Giménez de comenzar como regular, pese a su limitada experiencia arriba.

“Aún no hemos hecho una alineación”, advirtió Francona, pero luego matizó. “Cuando miramos el conjunto de habilidades (de Rosario), si es capaz de moverse (en otras posiciones), tienes un bate de Grandes Ligas y un tipo que es extremadamente versátil. Casi todos los buenos equipos quieren un tipo que pueda moverse y que sea realmente versátil. Realmente ayuda. Puede que no sea la analítica, la forma en que ven el juego, pero como manager, cuando tienes un jugador al que puedes mover y es confiable, es muy útil”.

Giménez ligó para .263/.333/.398, con ocho extrabases, incluidos tres jonrones, 12 remolcadas y .732 de OPS, en 49 encuentros durante la zafra anterior. Un desempeño que le ayudó a terminar séptimo en la votación para el Novato del Año de la Liga Nacional.

Con información de LVBP.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here