BUENOS AIRES.-  Un grupo de científicos argentinos desarrolló una mascarilla para «uso social» con capacidad antiviral y antibacteriana, que se puede lavar hasta quince veces y que reduce las probabilidades de penetración del virus SARS-CoV-2.

«Es un barbijo de uso social, no es para profesionales. Fue pensado así, para tener amplia disponibilidad y para hacerse en distintas empresas», aseguró en videoconferencia el ministro de Ciencia y Tecnología argentino, Roberto Salvarezza.

El resultado final de ese trabajo es un tapaboca elaborado con telas de algodón y poliéster, dividido en dos capas: una de ellas contiene activos bactericidas y fungicidas, mientras que la otra suma además el componente antiviral, permitiendo inactivar el virus en tan sólo cinco minutos.

Para ello, los científicos modificaron estas telas con un agregado polimérico al que añadieron, por un lado, iones de cobre, que son los que más carga antiviral tienen, y, por otro, nanopartículas de plata, otro de los metales con actividad antimicrobiana.

Su precio varía en función del comprador y del puesto de venta, siendo de alrededor de 300 pesos (unos 3 dólares) para uso individual y de 150 pesos (1,5 dólares) por unidad si se adquiere en grandes cantidades.

EFE

UNION RADIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here