El 2020 ha sido de los años más difíciles e impredecibles de nuestros tiempos. Mientras que el mundo sufre un rebrote del despiadado coronavirus, estar vivos, con salud y pan en nuestra mesa es más que suficiente para ser agradecidos con Dios.

Nosotros hacemos votos y pedimos al redentor por el fin de la pandemia. En nuestro pensamiento también están los miles de venezolanos que han debido partir a otras latitudes buscando oportunidades y calidad de vida.

 

r

Sin ánimos de politizar estas reflexiones, también elevamos nuestras voz por los hombres y mujeres injustamente presos. Creemos que es tiempo de reconciliación y entendimiento, y esto debe traer consigo un indulto para que todos los venezolanos se abracen en libertad.

Esta Nochebuena, pedimos al redentor que el 2021 signifique la cura para nuestros enfermos y la paz y prosperidad para los venezolanos sin importar donde se encuentren.

¡Que Dios bendiga a Venezuela!

TAL CUAL

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here