Franklin Franchi reporta 250 casos activos de COVID-19 en el estado; promete más pruebas PCR con la instalación de un laboratorio móvil y aumentar la capacidad de atención tras instalación de hospital de campaña. | Foto William Urdaneta

Un hospital de campaña que cuenta con cinco cubículos de ocho camas cada uno, más tres camas para cuidados intensivos, es instalado en los espacios de Mundo Sonrisas en Puerto Ordaz, con el propósito de cubrir la disminución de cupos en los centros centinelas de la entidad debido al repunte de casos COVID-19 y la variante brasileña P1.

La autoridad única en Salud en el estado Bolívar, Franklin Franchi, explicó este lunes que la diferencia con la variante P2, es que la P1 es 70% más transmisible, mientras que la P2, además de transmitirse más rápido, es capaz de escondérsele al aparato inmunológico. “Esto la hace más peligrosa y de más difícil tratamiento”, advirtió.

No va a salir la gente a través de los puentes… esto es con la finalidad de que la gente se quede en la casa y nosotros poder parar la transmisión. Si la gente está en la calle va a seguir, pero si el virus no tiene un huésped a quien infectar, él muere”.

Franchi insistió en que la mayor contención se puede hacer desde la prevención, con el uso de mascarilla, lavado de manos y distanciamiento. En ese sentido, reconoció el desacierto y las consecuencias que implicó la flexibilización decretada durante carnavales.

“Donde hemos tenido mayor problema ha sido El Callao, Tumeremo y Upata. El hospital Ruiz y Páez tiene 92 pacientes y casi el 80% de esos pacientes son de esa zona. Lamentablemente el Carnaval nos mató, íbamos muy bien y lo hubiésemos seguido controlando pero ese Carnaval. ¿Quién iba a pensar que en un Carnaval en El Callao la gente iba a tener mascarilla y distanciamiento físico? Eso no existe. Todos los demás municipios hicieron su Carnaval y allí tenemos los resultados”, admitió.

El error de la flexibilidad en carnavales

La autoridad única en Salud también reconoció lo contraproducente de una flexibilización en Semana Santa.

“Yo le pedí al señor ministro de Salud y al señor gobernador que, por favor, pidieran que la Semana Santa en Bolívar sea radical. Primero porque sabemos que la Iglesia decidió no abrir los templos. Entonces, ¿para qué se va a dar la Semana Santa? ¿Para que la gente vaya a los ríos a bañarse y estar sin distanciamiento físico? No, yo creo que la gente debe quedarse en sus casas, si son católicos, practican la religión, oren para que esta pandemia pase y quédese tranquilitos para mantener su salud”, insistió.

Este lunes se instaló nuevamente un hospital de campaña en Puerto Ordaz | Fotos William Urdaneta

Mientras gremios del sector salud denuncian la falta de disponibilidad de camas, insumos, medicamentos y personal en los hospitales centinelas y demás centros de salud, Franchi sostuvo que cuentan con disponibilidad para atender a pacientes, pero con reducción de cupos.

“Tenemos, sí, un alto número de ocupación, pero estamos aumentando las camas. Por ejemplo, Ruiz y Páez tenía 90 camas, ya tiene 100 y vamos para 130. En el Uyapar abriremos un área de 45 camas, con cuatro camas de cuidados intensivos, porque ya tenemos todos los equipos y el personal. En enfermería estamos fallando, pero vamos a ver cómo hacemos (…) Antes tenía 70-80% de disponibilidad, ahorita estoy manejando un 50, cuarenta y tanto por ciento, porque me ha aumentado, pero todavía tenemos suficiente capacidad de maniobra”, dijo el médico antes de puntualizar que con el hospital de campaña aumentará la disponibilidad en 60%.

Reiteró que el mayor problema que están presentando es la asistencia tardía a los hospitales.

“La gente se me está presentando en los hospitales cuando ya tiene 12-14 días en su casa, entonces lo traen saturando 40-45, son pacientes que llegan muy grave y es muy difícil sacar a esas personas (…) pero también les digo algo, hay una cosa a favor, hay mucha gente que sí está acudiendo a los hospitales, sobre todo en el Ruiz y Páez, los atendemos rápidamente y en cinco días esa persona se recupera y le damos de alta. El Ruiz y Páez en estos días dio de alta a siete pacientes, pero entraron ocho, es el tema de que las familias se cuiden, quieren una bombona de oxígeno para sus casas, quieren un médico que por teléfono les diga lo que tienen que hacer y esa no es la idea”, expuso.

Cerco epidemiológico

Hasta este lunes, oficialmente, contabilizaban más de 250 casos activos de COVID-19 en los hospitales en Bolívar.

Explicó que el cerco epidemiológico se basa en lo que se aplicó al comienzo de la cuarentena, con el cierre de puentes y la prohibición de movilización de un municipio a otro, a excepción de los sectores priorizados.

“Es lo que también hicimos en Santa Elena de Uairén, la contención era eso, atender a los connacionales que llegaban por la frontera, atenderlos allí pero no dejarlos pasar hasta que cumplieran la cuarentena y supiésemos que ya estaban sanos. Esa es la idea fundamental. En Carnaval se movió mucha gente. Me voy a los hospitales y les pregunto a las personas: ¿a dónde fue usted?, me dicen: me fui a visitar a mi hijo en El Callao, entonces vinieron enfermos”.

Donde hemos tenido mayor problema ha sido El Callao, Tumeremo y Upata. El hospital Ruiz y Páez tiene 92 pacientes y casi el 80% de esos pacientes son de esa zona. Lamentablemente el Carnaval nos mató, íbamos muy bien…”

“No va a salir la gente a través de los puentes, no se van a poder mover, esto es con la finalidad de que la gente se quede en la casa y nosotros poder parar la transmisión. Si la gente está en la calle va a seguir, pero si el virus no tiene un huésped a quien infectar, él muere”, agregó.

Asimismo, advirtió sobre la automedicación a la que están recurriendo los pacientes.

“La gente no debe automedicarse, eso es lo peor que puede hacer una persona. Sí hay un protocolo que se creó mundialmente para COVID-19, pero debemos ver cómo va evolucionando el paciente para los cambios necesarios, y eso no lo va a determinar una persona que no sea médico. Eso tampoco lo puede determinar un médico por teléfono, porque el medico tiene que estar allí examinando al paciente. Hago un llamado a los colegas que están haciendo consultas por teléfono, que eso no es ético. Que le aconsejen que vayan a los hospitales o una clínica, porque eso puede hacer la diferencia entre morir o vivir”, manifestó Franchi.

 

Continúan vacunaciones      

La autoridad única en Salud no precisó nuevamente la cantidad exacta de vacunas entregadas en el estado Bolívar, pero aseguró que se ha estado inmunizando a todo el personal de los hospitales y centros que atienden caso COVID-19.

De acuerdo con la directora del Hospital Uyapar, hasta este lunes había 20 pacientes COVID-19 hospitalizados

“Nos llegó un primer lote que se aplicó en los hospitales centinelas para las personas que estaban de manera directa o indirectamente al tema covid, ya se vacunaron. Hemos ido avanzando en todas las áreas hospitalarias, no solamente médicos y enfermeras, sino camilleros, los que están en laboratorio, Rayos X, los que están en morgue, todos fueron vacunados y se seguirán vacunando. Nos llegó un segundo lote con la vacuna china Sinopharm, y vacunaremos a las Asics. Esta semana nos debe llegar otro lote para seguir con las personas que están en las calles, que pueden ser los organismos de seguridad, los adultos mayores, también tengo que privilegiar a las personas de las funerarias, los periodistas y la gente de los cuerpos policiales que no están haciendo labor de buscar pacientes y cadáveres”, detalló.

Informó que este martes comenzarán con la vacunación de docentes, para lo cual hay una data de más de 4 mil maestros.

“El profesor Mauro Suárez está coordinando las escuelas donde vamos a vacunar porque tenemos una ventaja, esta vacuna se mantiene como las otras vacunas, entre 2 y 8 grados de temperatura, de manera que hacemos los puestos de vacunación en las escuelas que el profesor Mauro nos indique y vacunamos a toda esa población de maestros”, precisó.

Sobre el laboratorio móvil próximo a instalarse en los espacios del hangar de la Gobernación, señaló que permitirá procesar entre 300 y 500 pruebas diarias. Añadió que dejarán de usar las pruebas de diagnóstico rápido, y aplicarán las de isopado nasal.

La directora del Hospital Uyapar, Yanitza Rodríguez, informó que actualmente hay 20 pacientes de COVID-19 en la institución, cinco de ellos tratados como sospechosos en Medicina Interna, y 15 en el área COVID-19. Señaló que la disponibilidad del centro asistencial es de 15 camas.

 

El hospital de campaña tendrá 40 camas de hospitalización, más tres destinada a cuidados intensivosCORREO DEL CARONI

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here