Con estas nuevas piezas, el cono monetario vigente totaliza 14 billetes que van desde los Bs 2 hasta los Bs 1.000.000


El Banco Central de Venezuela (BCV) anunció este viernes 5 de marzo que se ampliará el cono monetario actual, con la introducción de tres nuevos billetes de Bs 200.000, Bs 500.000 y Bs 1 millón.

Las tres nuevas piezas comenzarán a circular paulatinamente desde el próximo lunes 8 de marzo y complementarán el cono actual, según un comunicado publicado en la página web del ente emisor. La información publicada no hizo mención alguna sobre el retiro de ningún billete, a pesar de que la mayoría se encuentran en desuso por su escaso valor.

De esta manera, el billete de mayor denominación del país, de 1.000.000 (1 millón) de bolívares actuales equivale a 100.000.000.000 (100 millones) de bolívares fuertes y a 100.000.000.000.000 (100.000 millones) de los bolívares vigentes antes de la primera reconversión monetaria decretada por el gobierno del entonces presidente Hugo Chávez.

Por otra parte, estas piezas siguen muy por debajo de la realidad económica del país y los precios de bienes y servicios. El billete de Bs 200.000 equivale a apenas 10 centavos de dólar, mientras que el de Bs 500.000 corresponde a unos 26 centavos y el de mayor valor, de Bs 1 millón vale 53 centavos de dólar; según la tasa oficial del BCV.

Es decir, no hay ninguna pieza que alcance el valor de siquiera $1, en una economía parcialmente dolarizada, en la cual la cesta básica alimentaria alcanza los $225,69.

En contraste, deja en evidencia la pérdida del poder adquisitivo del venezolano, pues un salario mínimo en efectivo podría pagarse con apenas un billete de Bs 1 millón y otro de Bs 200.000.

 

 

El efectivo es ínfimo para la masa monetaria, según el BCV

Las cifras del BCV revelan que el efectivo que existe en el país representa apenas 2% del total de la liquidez monetaria, lo cual muestra que las operaciones con billetes y monedas son mínimas y se reducen esencialmente al pago de transporte público, para las propinas o para la gasolina en las estaciones de servicio subsidiadas.

De acuerdo al último reporte publicado por el ente emisor, la liquidez cerró la semana del 26 de febrero en 833,7 billones de bolívares, versus los 15,8 billones de bolívares de monedas y billetes que circulan en el mercado monetario nacional.

Expertos desestiman la medida

Algunas voces expertas en economía empezaron a ofrecer sus lecturas sobre la ampliación del cono monetario en redes sociales, llegando al consenso de que no constituye una mejora para la ciudadanía y evidencia la hiperinflación que sufre el país.

Asdrúbal Oliveros, director de la consultora Ecoanalítica, argumenta que la decisión del BCV no es más que un «paño caliente» para cubrir los problemas que ocasiona la crisis del dinero en efectivo, y que está orientada principalmente en el pago de pasajes del transporte público. «No sirve para más», resaltó.

 

Una premisa similar defendió Henkel García, director de Econométrica, quien celebró la ampliación del cono antes de aclarar que solo sería útil para los pasajes, aunque sometió esta ventaja a la cantidad de piezas que emitan. Aclaró que, a su juicio, resta aplicar una nueva reconversión monetaria, pero que dadas las condiciones de la economía venezolana, víctima de la inflación, sería «ineficiente y futil».

 

 

Por su parte, el economista Luis Oliveros añadió que las nuevas piezas no traerán consigo más inflación, ya que no tienen incidencia en los precios de los bienes y los servicios. Además, comparó el actual cono monetario con el famoso billete de 100 billones de dólares de Zimbabwe, emitido bajo el gobierno del dictador Robert Mugabe, en un régimen que impulsó uno de los procesos inflacionarios más pronunciados en la historia.

 

TAL CUAL

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here