CARACAS.- El Real Madrid se mantiene firme en su persecución del liderato, y mete presión a Atlético y Barça después de cerrar su gran semana con un sufrido trabajado ante el Celta de Vigo (1-3), con un efectivo Benzema en el primer tiempo y un notable ejercicio defensivo en el segundo cuando más empujó su rival.

No afloja el equipo madridista en su empeño de revalidar el título de LaLiga. Dos goles de Benzema, el primero con un gran remate y el segundo después de una pérdida de Tapia al borde del área ante la presión de Kroos, dieron ventaja a los de Zidane, aunque los celestes llegaron con vida al descanso gracias a un gol de Santi Mina en el minuto 43.

Creció el Celta en el segundo tiempo, con Denis Suárez mucho más participativo en la faceta ofensiva y Tapia, pese a seguir con molestias, omnipresente en la recuperación. El Real Madrid esperó replegado en su campo, buscando el tercero al contraataque. Y lo tuvo en dos rápidos contragolpes, el primer lanzado por Kroos, el segundo por Vinicius, que él mismo finalizó.

Antes de que el atacante brasileño rozara el gol de la tranquilidad, Thibaut Courtois se lució en el minuto 61 con una espectacular parada abajo ante el potente disparo de Iago Aspas desde la frontal.

Retocó el equipo Zidane con la entrada de Asensio por Kroos, y Coudet refrescó el suyo con Solari, que sustituyó a Nolito. A falta de ocho minutos, después una discutida falta de Modric sobre Tapia al borde del área blanca, Aspas rozó el empate con un libre directo que desvió a córner Casemiro, posicionado en la barrera.

No fue la última para los de Coudet, que saltó en el banquillo con un remate de Ferreyra que sacó abajo Varane, antes de que el Real Madrid matase el choque en el área gallega con el gol de Asensio tras asistencia de Benzema.

EFE

UNION RADIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here