Candidatos únicos vs democracia, por Griselda Reyes

En democracia nos enseñaron a escoger de, entre muchos, a los mejores. En todos los modelos que se hacen llamar libres, son cientos de miles los aspirantes, sin que esto suponga ser señalados por aspirar, independientemente de los favoritismos políticos. Kenny West es solo uno de los muchos ejemplos de esto. Se atrevió a poner su nombre en las elecciones de EE.UU y el mismo sistema lo decantó de la carrera electoral.

En Venezuela no podemos seguir entrampados entre dos polos por el solo hecho de tener paraguas partidistas, ni satanizar al resto que se mida fuera de ellos. La gran verdad, y así lo saben quiénes permanecen en los extremos, es que la gente está cansada de los mismos actores y, sobre todo, de los mismos resultados. La gente quiere rostros, y más importante aún, ideas frescas que permitan rescatar los espacios de poder y ponerlos al servicio del país.

Los venezolanos están agotados de las roscas partidistas que insisten en imponer candidatos desestimando la opinión de la gente y dejando de lado a los verdaderos liderazgos con capacidad de aglutinar a la mayoría de los ciudadanos electores.

En Baruta, por ejemplo, nos los dicen los diversos sectores con los cuales mantenemos contacto directo: están dispuestos a elegir a quien traiga un plan de Gobierno claro, factible, que se pueda empezar a concretar en el corto plazo y genere beneficios a la colectividad.

Baruta no se va a perder ni va a caer en manos del oficialismo. El rechazo a quienes hoy ejercen el poder, hace impensable que los destinos de nuestro municipio los dirijan quienes defienden el socialismo como modelo y son los principales responsables de la crisis que atraviesa el país.

Por eso creemos que una candidatura como la nuestra, surgida de y para los vecinos, está en total libertad de medirse para asumir, con gerencia y ética, una de las entidades que llegó a ser modelo y referente para el país y el continente.

 

 

Lo hemos dicho claramente: No vinimos a dividir ni a fragmentar a alguna parte de las tortas políticas. Vinimos a sumar, a apostar a la unidad de la gente, a trabajar por el municipio. Por eso nos negamos a caer y a someternos a los chantajes de algunos. Nosotros hemos atendido un llamado de nuestros vecinos, de las madres, trabajadores, adultos mayores, jóvenes; todos los que aspiran a vivir y a progresar en paz.

Baruta merece más, claro que merece más. Así que le hemos dicho a todos los sectores de la vida pública municipal que nuestra propuesta es de brazos abiertos para quienes quieran sumarse a un proyecto que se ocupe, con responsabilidad y honestidad, de los problemas de los baruteños a partir del 22 de noviembre.

La campaña de cara a las elecciones regionales debe derivar en una candidatura que efectivamente recupere los espacios perdidos, que represente a todos los baruteños y que sepa trabajar en equipo. No perdamos el foco: el adversario está en Miraflores.

Hoy más que nunca debemos tener presente que el objetivo es cambiar a quienes gobiernan en Miraflores para cambiar la realidad política y económica nacional. Pero para lograrlo primero debemos acudir a otros procesos electorales como el previsto para el 21 de noviembre. No invirtamos la ecuación. Necesariamente debemos empezar a recomponer al país desde abajo, desde la base y con la gente. Y esto se hace desde los cargos de poder más cercano a los ciudadanos: las alcaldías y los concejos municipales.

Por eso insistimos, aquí cabemos todos y asumiremos una administración con gerentes de primera categoría y altamente capacitados para hacer de Baruta el municipio que todos anhelamos rescatar. Para ello nos centramos en cinco ejes transversales: municipalidad, educación, salud, aseo urbano y seguridad.

¿Encuestas, primarias?

Fieles defensores del voto y de la participación ciudadana, creemos que la coyuntura política y los excesos de todas las partes hacen inviables cualquier mecanismo de competencia transparente en estos momentos. Por eso les hemos planteado a las diversas asociaciones de vecinos con las que nos hemos reunido, que no le tenemos miedo a contarnos, pero deben existir las condiciones de equidad que garanticen la viabilidad del proceso.

No podemos hacer de Baruta un show que deje mucho que desear al país. Venezuela requiere de altura política. Debemos avanzar con pasos firmes para ganar y transformar a este municipio.

griseldareyes@gmail.com

www.griseldareyes.com

Grisela Reyes es empresaria. Miembro verificado de Mujeres Líderes de las Américas.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas por el autor de este artículo

TAL CUAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *