Un número indeterminado de disparos y detonaciones se escucharon este viernes en el oeste de Caracas durante varias horas y, pese al alud de información e imágenes que circula en las redes sociales al respecto, ninguna autoridad ha dado a conocer detalles sobre estos hechos.

Desde el mediodía hora local (16.00 GMT), los internautas comenzaron a publicar fotografías que mostraban a personas portando armas largas, en algunos casos disparando en vías públicas, o videos que dejan escuchar ráfagas de disparos, cuyo origen no siempre se puede apreciar en los audiovisuales.

Esta situación se registra en la llamada Cota 905, una barriada caraqueña que la llamada revolución bolivariana, en el poder desde 1999, tiene incluida en su lista de las llamadas “zonas de paz” del país, donde la actuación policial es poca.

 

 

En el último año, al menos cuatro tiroteos de varias horas han tenido lugar en este territorio y han terminado con cifras de heridos o muertos que nunca fueron confirmadas por las autoridades.

 

 

En esta ocasión, las publicaciones en las redes sociales dan cuenta de un túnel repleto de vehículos que quedaron atrapados en medio de los disparos, sin que se conozca si se trata de un enfrentamiento entre bandas criminales o de delincuentes contra las fuerzas del orden.

Las mismas publicaciones en Twitter e Instagram muestran la presencia en la zona de una tanqueta de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y de algunos agentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Otras imágenes que circulan en la red apuntan a la existencia de presuntos heridos por estos disparos.

Uno de los audiovisuales que más ha sido difundido en Twitter muestra a un joven que fue abordado violentamente por dos sujetos armados que le despojaron de la motocicleta en la que iba, de la que descendió con las manos arriba y gritando “soy médico, lo juro”.

Carmen Meléndez y Vladimir Padrino han publicado en las últimas horas varios mensajes en las redes sociales pero ninguno se refiere a estos hechos en el oeste de la capital venezolana.

La ONG venezolana Provea informó este mes que al menos 2.853 personas murieron a manos de los diferentes cuerpos armados del Estado venezolano durante el 2020.

EFE

LA PATILLA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here