Apenas un pájaro triste y solitario («Negro Luis») puede disfrutar del agua que recorre cada calle, y le es negada a los ciudadanos bolivarenses. (Ver fotos).
Son las calles del centro de mi ciudad frente al majestuoso río Orinoco. Es el rostro de la otrora   Ciudad Bolívar que parió a Antonio Lauro, Jesús Soto, Alejandro Vargas, Manuel Yáñez y una Casta inmensa de Próceres, Libertadores e Intelectuales y hoy se encuentra abandonada a su suerte.
Es la ciudad donde nació el célebre Discurso de Angostura y la Gran Colombia.
Las fotos aquí mostradas reflejan el lado oscuro y contrario a los hermosos atardeceres que sobreviven en la memoria. Es la ciudad que siempre mantuvo sus puertas abiertas para cobijar sin rechazos ni hostilidades, a los ciudadanos del mundo. Allí convergíamos y conversábamos frente al río maravilloso de la Viajera del río y la Barca de Oro, con sus Paisajes matices. Esos ciudadanos del mundo luego se convirtieron en hijos de Angostura.
Esa es la ciudad que nos fue arrebatada, y hoy yace en el silencio sepulcral de sus calles derramadas en basuras y miseria. Es el escenario perfecto y adecuado para la maldad encarnada en quienes presumen de gobierno.
Nos tocará en un futuro, no muy lejano, devolverle su nombre de Municipio Tomas de Heres y refrendar la memoria histórica que yace en cada calle.
Nos tocará arrebatarles a los escuderos del infierno, los antiguos atardeceres para devolverlos a los habitantes del agua.
Apenas un pájaro triste y solitario, y los perros callejeros, saborean las aguas blancas que le es negada a los angostureños.
Vendrán mejores tiempos. Dios hará Justicia con la vieja Angostura.
Estas breves líneas están dedicadas a mis amigos bolivarenses, y en especial a mi viejo amigo y músico, Nelson Lameda, defensor a ultranza de estas calles solitarias y abandonadas y a su emblemático barrio La Alameda.
¡Ay Ciudad Bolívar, me dueles tanto!
¡DIOS BENDIGA A VENEZUELA!
Atte.: Ivo Farfán
JOSE ALCOCER CAURATV

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here