Redacción 800 Noticias

Este lunes dos aeronaves Lockheed Martin P3 B Orion estuvieron vigilando las aguas del mar Caribe, frente a aguas venezolanas, con sobrevuelos que fueron confirmados por servicios de seguimiento satelitales.

Esos aviones están equipados con radares que permiten la detección de barcos y submarinos dedicados a actividades ilícitas. Su despliegue simultáneo indica que la vigilancia  a las operaciones de tráfico de droga que salen desde el norte de Suramérica siguen aumentando.

Uno de los aviones voló desde Curazao y otro desde la isla de Puerto Rico. En este país, la agencia de Protección Aduanera y Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, en inglés) tiene instalaciones para su división de Operaciones Aéreas y Marítimas en el Aeropuerto Internacional Rafael Hernández.

Los aviones P3 tienen están equipadas con componentes de alerta aérea temprana (AEW) o de seguimiento de largo alcance (LRT). 

El versátil P-3 también sirve como un multiplicador de fuerza en operaciones conjuntas, como la operación antinarcóticos que encabeza el Comando Sur en el Caribe y en la cual participa la agencia de Protección Aduanera y Fronteriza.

Los aviones P-3 AEW a menudo vuelan en tándem con el P-3 LRT.  Mientras el P-3 AEW detecta y rastrea múltiples objetivos y la P-3 LRT  intercepta, identifica y rastrea esos objetivos.

El movimiento de las dos aeronaves fue registrado de por la páginad e seguimiento al tráfico aéreo Flight Radar 24.

Fortaleza creciente

A principios de septiembre, USS Sioux City (LCS-11) también se unió al despliegue de seguridad estadounidense en el Caribe.

A bordo, la embarcación transporta a un destacamento policial de la Guardia Costera además de un helicóptero MQ-8B Fire Scout y MH-60S para misiones aéreas.

Las operaciones de Sioux City incluirán ejercicios prácticos e intercambios con países socios, apoyando la interoperabilidad de la Cuarta Flota de EE.UU., reforzando la posición de EE.UU. como aliado de confianza en la región, según un comunicado de prensa.

El vicealmirante Steven Poulin, comandante del Área Atlántica de la Guardia Costera, en una entrevista con USNI News a principios de este verano, habló de los helicópteros como una plataforma que ayuda a realizar operaciones antinarcóticos.

“Comienza con un barco junto a un destacamento policial a bordo. Cuanto más funcionarios tenga, mejor podrá hacer la interdicción final ”, dijo Poulin.

Con información de Alberto News

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here