La OIT decidió incluir en el orden del día de su 343ª reunión (noviembre de 2021) un punto titulado «Examen de todas las medidas posibles, (…) necesarias para garantizar que (…) Venezuela cumpla las recomendaciones de la Comisión de Encuesta en el plazo previsto»


Con 27 votos a favor y 22 en contra, el Consejo de Administración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) aprobó, durante la 341ª reunión celebrada en marzo de 2021, avanzar en el análisis de posibles sanciones que podría tomar contra el gobierno de Nicolás Maduro por el incumplimiento de las recomendaciones que realizó la Comisión de Encuesta designada para investigar denuncias de violaciones a convenios internacionales. El organismo también deploró la respuesta de Venezuela, de fecha 10 de agosto de 2020, de que no acepta las recomendaciones.

La internacionalista Maria Alejandra Aristeguieta, exrepresentante diplomática de Juan Guaidó ante la Confederación de Ginebra, Suiza, señaló que en la reunión prevista para el mes de junio, el Director General de la OIT, Guy Ryder, debe presentar un informe del cumplimiento o no de las recomendaciones hechas por la Comisión de Encuestas.

«Dependiendo de su resultado se podrían tomar medidas contra el régimen de Maduro. Es un duro golpe para el régimen, que no acepta esta decisión, porque se mantiene la presión, se le dice que va a tener supervisión encima y muy cerca, se le dice que debe cumplir con lo previsto en la normativa de la OIT y sigue sobre la mesa la aplicación del artículo 33».

El artículo 33 de la Constitución de la OIT establece que «en caso de que un miembro no dé cumplimiento dentro del plazo prescrito a las recomendaciones que pudiere contener el informe de la comisión de encuesta o la decisión de la Corte Internacional de Justicia, según sea el caso, el Consejo de Administración recomendará a la Conferencia las medidas que estime convenientes para obtener el cumplimiento de dichas recomendaciones».

En septiembre de 2019, la Comisión de Encuesta designada por el Consejo de Administración de la OIT para investigar denuncias realizadas por empleadores y sindicalistas publicó un informe en el que asegura que constató la existencia en el país «de un conjunto de situaciones y prácticas que atentan contra garantías y derechos laborales establecidos en convenios internacionales y en las que, por acción u omisión, están implicados múltiples agentes estatales».

La instancia afirmó en el documento que en Venezuela no se vela por el cumplimiento de las normas internacionales del trabajo relativas a la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación, la consulta tripartita y a los métodos para la fijación de salarios mínimos, establecidas en los convenios 87, 144 y 26, respectivamente. «Esas prácticas y situaciones se insertan en un entramado que retrae el libre desarrollo de actividades sindicales y gremiales, así como la realización de consultas tripartitas efectivas y en definitiva el funcionamiento de un diálogo social genuino en los términos preconizados por las normas de la OIT».

La Comisión de Encuesta pidió, entre otras cosas, «el cese inmediato de todos los actos de violencia, amenazas, persecución, estigmatización, intimidación u otra forma de agresión a personas u organizaciones en relación con el ejercicio de actividades gremiales o sindicales legítimas, y la adopción de medidas para garantizar que tales actos no se repitan en el futuro».

El Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin) informó que en la reunión del Consejo de Administración de la OIT realizada este mes de marzo, el organismo «deploró la respuesta de la República Bolivariana de Venezuela, de fecha 10 de agosto de 2020, de que no acepta las recomendaciones de la Comisión de Investigación». También tomó nota de los recientes acontecimientos e instó a Venezuela a establecer y convocar, antes de mayo de 2021, un foro de diálogo social, en consonancia con el punto 4 del párrafo 497 del informe de la Comisión de Investigación.

«Pidió a la Oficina que trabaje con Venezuela en el reconocimiento y la plena aplicación de las recomendaciones de la Comisión de Investigación y en la aplicación efectiva de los Convenios núm. 26, 87 y 144 en la legislación y en la práctica en el país. Pidió al Director General que informara a los miembros del Consejo, mediante un informe escrito, el 3/5/2021 o antes, sobre las medidas que Venezuela ha adoptado para cumplir con las recomendaciones de la Comisión de Investigación, junto con los detalles de cualquier asistencia».

Además, la OIT decidió incluir en el orden del día de su 343ª reunión (noviembre de 2021) un punto titulado «Examen de todas las medidas posibles, (…) necesarias para garantizar que (…) Venezuela cumpla las recomendaciones de la Comisión de Encuesta en el plazo previsto». «Pidió al Director General que presentara un informe actualizado en su 343.ª reunión (noviembre de 2021) sobre las acciones pertinentes adoptadas (…) y (…) sobre las posibles medidas para garantizar el cumplimiento por Venezuela de las recomendaciones de la Comisión de Encuesta (…)».

 

 

La 341ª reunión del Consejo de Administración de la OIT tuvo lugar desde el 15 de marzo de 2021. El encuentro reunió a representantes de gobiernos y organizaciones de trabajadores y empleadores y fue casi íntegramente virtual, con sesiones en las que participaron miembros de todas las regiones.

El Consejo de Administración se reúne tres veces al año y toma decisiones sobre la política de la OIT, decide el orden del día de la Conferencia Internacional del Trabajo, adopta el programa y el presupuesto de la OIT y elige al Director General.

TAL CUAL

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here