“Fraude, escamoteo, burla, adulteración, desconocimiento, parecieran constituir una política sinonimia a la hora de enjuiciar el tema electoral, que históricamente aparece asociado al ejercicio de la voluntad popular”, decía Rafael Simón Jiménez en introducción de su libro “Los fraudes electorales en Venezuela”. Y precisa: “El fraude bajo cualquiera de sus formas: violentas, sutiles, represivas, ventajistas, disfrazadas o abiertas, no es más que un instrumento para esconder la ambición de poder de sus inspiradores y autores, así como el profundo desprecio por la voluntad y opinión de sus compatriotas”.

Tal planteamiento convierte al autor en sujeto de su libro, editado en 2004 por José Agustín Catalá con prólogo de Pompeyo Márquez. Decidió ahora incorporarse al cuestionado Consejo Electoral que el narco régimen arrebató al Parlamento la renovación. Y se burló del convenio de integrarlo con dos oficialistas, dos de la Oposición y un quinto de común acuerdo.

Usurpador del Poder impuso un tres y dos y el mismo escogió a desertores de partidos que clasificó con la invalidación: Bernabé Gutiérrez  y RSJ, con la complicidad de oportunistas de la mesita: Javier Bertucci, Claudio Fermín, Timoteo Zambrano, Felipe Mujica, Segundo Meléndez, Rafael Marín, Juan Alvarado y Luis Romero.

RSJ, obedeció la ilegal decisión  de un Tribunal que pasó de Superior a Subalterno del régimen que lo designó Rector principal y luego  vicepresidente del CNE.

A los  dos meses de funciones renunció, con los argumentos de sentirse “sometido a una camisa de fuerza, mono del circo”.

-Yo he tenido definiciones muy claras, he sido un militante democrático aunque tenga mucho tiempo sin estar en un partido político (del MAS saltó a Podemos, Vamos, Grupo Social Demócrata, escisión de ABP, Polo Democrático, UNT, que después lo postuló candidato a la Gobernación de Barinas).

Para él en el CNE nunca ha habido un rector que asumiera temas políticos con posiciones claras, sin  opinar. “Y yo no puedo. Yo opto por lo que yo soy».

Lo que buscaba, como después lo anunció, es ser diputado del tramposo proceso madurista. Y contagiado por la ambición personalista, ya fija mirada en la Presidencia del nuevo Parlamento, acomodado.

Comenzó las trampas por aumentar a 277 los 167 diputados de la AN.

RSJ Profundizaría la adopción de los vicios que  pronosticados en su comentado libro y que venía exponiendo en falso discurso de oposición al chavismo.

No pudo  chantajear con el respaldo a Guaidó que se lo quitó de encima y vuelve al chavismo. Creyendo vender la imagen de un CEN legal, informó que sería sustituido como rector por el primer suplente.

Entusiasmado se puso el ropaje Juan Carlos Delpino, quien está incorporado a la Comisión de Registro Civil y Electoral y cedía su lugar al segundo suplente, Luis Fuenmayor Toro.

“Ahora lo puedo decir porque soy rector, el CNE estuvo a punto de proclamar a Andrés Velásquez en Bolívar. Se comprobó que hubo fraude”, expresó Delfino durante una entrevista en televisión con Vladimir Villegas. Estaba colgando su soga al cuello.

         El Tribunal subalterno lo dejó en ridículo como lo hizo con RSJ. Designó a Leonardo Morales, directivo de Avanzada Progresista, partido de Henry Falcón, como rector principal, vicepresidente y presidente de comisión de Participación Política y Financiamiento.

Al fraude que definió RSJ en tiempo doctrinario, se enfrentan partidos, que interpretando la Sociedad Civil decidieron no atender convocatoria del 6 de diciembre. Cuentan respaldo de OEA y de la Unión Europea: Venezuela no reúne condiciones para un proceso electoral. Y Maduro ordena dividir para seguir mandando.

Al MARGEN. Ministra penitenciaria liberó  unos 500 pranes que se dice para reforzar a colectivos. Se  hace llamar comandante de su propio batallón y solicitó a Maduro 30 mil rifles. Y suman 347 Presos Políticos, la mayoría militares, muchos sin formula de juicio.Jordanalberto18@yahoo.com.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here