Trabajadores de la salud denuncian que el gasto en pasajes de transporte público supera sus debilitados salarios. Exigen a la Gobernación del estado Bolívar habilitar al menos dos unidades de transporte para el personal de San Félix y Puerto Ordaz.

Laura Clisánchez

Personal sanitario de los hospitales centinelas Uyapar y Dr. Raúl Leoni denunció este jueves que cuentan con una sola unidad de transporte para cubrir la ruta de Puerto Ordaz y San Félix. Reportan que con frecuencia más de 30 personas se quedan varadas en sus comunidades o en el hospital porque no entran en el autobús ya colapsado.

“Somos demasiado personal para un solo autobús, no estamos tomando ninguna medida de bioseguridad, muchos de nosotros están en la primera línea de atención de pacientes con COVID”, manifestó una enfermera con 11 años de servicio en el Hospital Uyapar, que pidió mantener su nombre en reserva por seguridad.

El resultado de este problema es una alta tasa de ausentismo de personal calificado en los hospitales por no poder movilizarse. Los trabajadores también denuncian retrasos en las horas de entrada y salida del personal en los tres turnos.

Médicos, enfermeras, camilleros y personal administrativo reportan que por esta falta crítica del servicio de transporte, el personal de la mañana cuyo turno es de 7:00 am a 1:00 pm llega a los hospitales a las 10 am y sale casi a las 4:00 pm mientras espera el transporte de regreso. El personal de la tarde llega a sus hogares a altas horas de la noche.

Las unidades de transporte asignadas al personal de salud de los hospitales Uyapar y Dr. Raúl Leoni se dañan con frecuencia por falta de mantenimiento preventivo | Fotos cortesía

Además de esto, el protocolo de la unidad se rehúsa a dejar al personal en sitios cercanos a sus viviendas, por lo que los trabajadores temen ser atracados o asesinados en sectores de alta peligrosidad como Francisca Duarte, Inés Romero, 25 de Marzo y Vista Alegre, en San Félix.

“Yo no pude ir al hospital el domingo porque la unidad no pasó por Inés Romero, me tuve que devolver a mi casa porque no hicieron el recorrido completo, arriesgamos nuestra vida”, expresó la enfermera.

La licenciada ha trabajado por 11 años en la institución, en donde es enfermera en el área de pediatría y hospitalización. Comentó que el problema del transporte es grave porque actualmente hay una sola enfermera por servicio. Si esta falta, el servicio se queda solo.

Ella debe gastar 120 mil bolívares diarios solo en transporte público para poder llegar a la zona donde la recoge el transporte del hospital. El gasto semanal excede el salario mínimo que gana. “Ganamos nada más 800 mil bolívares y lo estamos gastando solo en pasaje, ¿qué estamos haciendo?”, cuestionó.

Los trabajadores de la salud de estos hospitales exigen a la gobernación del estado Bolívar y al Ministerio de Salud habilitar dos unidades de transporte para el personal que vive tanto en San Félix como en Puerto Ordaz.

Un derecho menos

Este miércoles a las dos de la tarde, el personal de ambos hospitales protestó en el hospital Dr. Raúl Leoni y formó una cadena humana frente a la unidad de transporte para exigir que se habiliten más autobuses. La protesta surgió porque la mañana de ese mismo día, la unidad 17 -en la que iba el personal- se averió y el conductor tuvo que trasladarse con los pasajeros hasta la sede de Transbolívar en Alta Vista para cambiar de unidad.

Al operador lo sancionaron por 15 días sin salario por hacerlo, denunció una trabajadora del área administrativa del Hospital Uyapar que prefirió mantener su nombre en reserva. Ese mismo día, el transporte llegó a las 4 de la tarde al hospital de Guaiparo. El gerente de Transbolívar comunicó al personal de salud que la unidad solo pasaría por vías principales.

“A veces son las ocho de la noche y el personal de la tarde sigue esperando por el transporte, llegan a su parada a las nueve, ¿cómo hacen los de Inés Romero, Francisca Duarte, 25 de marzo, cuando los dejan en la Pica Pica o La Económica?”, cuestionó la trabajadora sanitaria.

La gestión del transporte para el personal sanitario de estos hospitales depende del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), pero el personal asegura que no han obtenido respuestas de este organismo.

Durante la cuarentena por COVID-19, la Gobernación del estado habilitó esa unidad para el traslado durante la contingencia. “Los del IVSS solo nos dicen que no hay presupuesto para eso”, reportó la trabajadora. Además de esto, el personal denunció malos tratos por parte de autoridades de Transbolívar.

“Más de una vez las autoridades de Transbolívar nos han quitado las unidades para ir a hacer transporte público, nos patean como les da la gana, nos dicen que eso no es de nosotros que solo es un apoyo temporal y sancionan a los operadores de las unidades”, dijo.

Aunque la autoridad única en salud Franklin Franchi atendió el llamado, trabajadores aseguran que no ofreció soluciones a corto plazo, esto mientras la gerencia de Transbolívar amenazó al personal con quitarles el transporte de continuar con la denuncia.

Algunos trabajadores deben pagar hasta Bs. 120 mil diarios para llegar a las avenidas donde el transporte recoge al personal del hospital. Otros caminan más de un kilómetro

En riesgo por falta de mantenimiento

Las unidades de transporte asignadas al personal de salud se averían con frecuencia. En varias ocasiones los pasajeros deben bajarse de la unidad para que el chofer vuelva a encenderla. Hace dos semanas en la ruta de la mañana, se salió un caucho de una unidad y chocó contra un carro.

“Hay unidades que hemos súper reportado, pero nunca las acomodan”, expresó. La trabajadora relata que en más de una ocasión a ella misma le tocó ayudar al chofer a encender nuevamente la unidad. “A cada rato hay que bajarse a encender y apagar, ya yo voy a prender la unidad desde atrás, ¿están esperando que pase una tragedia?”, manifestó.

En otra ocasión, una enfermera cayó en una perforación del suelo de la unidad de transporte cuando se dispuso a bajar del autobús. Este jueves, la unidad 17 de Transbolívar se paró, y para este miércoles volvió a hacer el recorrido del personal de salud.

Los beneficios del personal sanitario son cada vez más reducidos, no tienen acceso a cajas de alimentación, bonificaciones, salario digno, ni a las medicinas de los recintos donde laboran. El no poder contar con un sistema de transporte digno se suma a la lista de derechos vulnerados.

CORREO DEL CARONI

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here