Una mujer fue detenida luego de quemar con una cuchara incandescente los labios y la lengua de su hijo en el estado Miranda, todo para “castigarlo” por comerse una mortadela sin permiso.

El periodista Román Camacho, especializado en la fuente de sucesos, informó efectivos de la Policía Municipal de Sucre detuvieron a Egreisy Coromoto Guevara, de 31 años de edad, quien “habría agarrado una cuchara, la calentó y se la puso en la lengua y boca al niño”.

La detención ocurrió en el sector La Lira de la parroquia La Dolorita, reseñó El Nacional en su página web.

 

 

Por su parte, Camacho detalló en HispanoPost que “un habitante de la comunidad dijo a las autoridades policiales que escuchó los gritos de un niño y aseguró que vio las heridas en el rostro que le había ocasionado la madre”.

 

 

Cuando los uniformados llegaron a la vivienda observaron que el menor tenía quemaduras en la boca. Guevara explicó que su hijo se había comido una mortadela que tenía guardada en la nevera para el desayuno y que por esa razón, lo reprendió.

El pequeño también tenía una quemadura en el cachete izquierdo.

 

LA PATILLA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here