GRANADA.-  Un estudio que se aparta de la visión clásica sobre la formación de diamantes reveló que estos minerales naturales también se pueden formar por procesos geológicos a baja presión y temperatura en la Tierra.

La investigación realizada por la Universidad de Granada y la de Barcelona, publicada en la revista ‘Geochemical Perspectives Letters’, constató la formación de diamante natural a baja presión en rocas oceánicas exhumadas del macizo ofiolítico Moa-Baracoa, en Cuba.

Estas rocas oceánicas fueron emplazadas sobre el margen continental de América del Norte durante la colisión del arco de islas oceánico del Caribe entre 70 y 40 millones de años atrás.

Dicha gran estructura geológica se ubica en la parte nororiental de la isla y está formada por ofiolitas, unas asociaciones de rocas representativas de la litosfera oceánica.

Símbolo de lujo y riqueza, el diamante es la piedra preciosa más valiosa y el mineral de mayor dureza.

Es un compuesto de carbono químicamente puro y, según la hipótesis tradicional, cristaliza en el sistema cúbico bajo condiciones de ultra-alta-presión a grandes profundidades del manto terrestre.

EFE/ Unión Radio

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here