Trabajadores del sector educativo salieron a las calles para hacer sentir su malestar por los salarios y las condiciones de los planteles

Ciudad Guayana.- Educadores guayaneses se cansaron de «ser esclavos a un sueldo mísero» que no alcanza para nada, y decidieron salir a protestar este 5 de octubre, en el marco del Día mundial del Docente. El punto de encuentro fue en la Plaza Monumental de la CVG.

Aida González, Secretaria General del Colegio de Profesores en Caroní, es una de las docentes que se encontraba encabezando esta manifestación en la que exigen un sueldo digno, HCM, servicios funerarios y todos los beneficios que un profesor debe percibir.

González señaló que: “Los docentes estamos con un salario sumamente crítico, 2$ es el pago quincenal, ¿Qué puede hacer un docente con ese salario? Absolutamente nada”.

“Los docentes hemos tenido que vender café, hemos tenido que salir a la calle a vender chupetas, tortas y es mejor que ir a las instituciones”, añadió.

Por su parte, Erika Carvajal, Secretaria de finanzas del Colegio de Profesores en Caroní declaró que: “El sueldo del trabajador tiene que estar acorde con la canasta básica familiar, el salario promedio de los educadores en Latinoamérica es de 650 dólares, estamos exigiendo que nos paguen el equivalente en bolívares a 600 dólares, no es posible que estemos ganando menos de 2 dólares mensuales (…) estamos viviendo en pobreza extrema”.

“Nos encontramos ante la precariedad, exigimos nuestro HCM, que se mejore nuestro salario, seguros funerarios; todos los trabajadores de Venezuela están enfrentando esta situación, por lo que requerimos que nos tomen en cuenta y nos den una respuesta inmediata, ¡Ya basta!”, exclamó Carvajal.

Fotografía: Alvis Herrera

Clases virtuales “materia reprobada”

“Las clases online no son viables, debido a que somos muchos los docentes y los estudiantes que no contamos con una computadora, ni con un teléfono inteligente, y mucho menos para pagar un servicio de Internet, en ese caso ¿Cómo haría el profesor? y ¿Qué haría el estudiante?”, expresó González.

A su vez manifestó que:  “No podemos exigirle ni mucho menos obligar a un estudiante a adquirir cualquiera de estos equipos, si las familias están luchando para medio comer, imagínense pedirle a un alumnos que compre una computadora o un teléfono inteligente”.

“Imagínate un niño de las parroquia Vista al Sol, 25 de Marzo, 11 de Abril, que en su mayoría no tienen computadoras ni teléfono inteligentes, esto es una situación realmente crítica, la educación en Venezuela es cada vez peor debido a la falta de insumos y sobretodo el apoyo gubernamental”, insistió Carvajal.

Es importante destacar que el servicio de Internet en Guayana y en Venezuela se encuentra entre los peores de América Latina, esto según el último estudio emitido por la Cepal, donde se resalta la precariedad del rendimiento y velocidad de navegación.

Varios expertos en telecomunicaciones aseguraron que la causa de la lentitud de Internet en el país se reduce a una cosa: la falta de inversión en infraestructura.

No obstante, mientras ha crecido el número de usuarios, las vías no se han ampliado y hemos llegado a un punto de saturación. Por eso es que, por ejemplo, los domingos por las noches, como hay tanta gente conectada, la Internet es tan lenta.

Fotografía: Alvis Herrera

Instituciones NO APTAS para dar clases

Las instituciones no están aptas para recibir a los estudiantes ni mucho menos a los educadores, quienes en su mayoría no cuentan con el servicio de agua, ni mucho menos con el mantenimiento sugerido para que estas puedan funcionar como centro educativo.

La educación en Ciudad Guayana se encuentra perdida entre la maleza y la basura, pues desde hace mucho tiempo no se cuenta con el apoyo de ningún ente gubernamental para solucionar estos problemas, que sumados a la pandemia de la COVID-19, han llevado a las instituciones educativas a la lista del abandono.

Otro punto importante es que debido al estado crítico en el que se encuentran cada una de los planteles, se ha desatado la inseguridad convirtiéndose en el mejor escenario y en una guarida para los delincuentes.

Fotografía: Alvis Herrera
Fotografía: Alvis Herrera

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here