*A veces es importante revisar el origen del hecho, para entender su significado* es la expresión del economista José Luis Alcocer, dirigente sindical en la Siderúrgica del Orinoco al referirse al salario mínimo. Explica que el salario mínimo ha sido objeto de discusión desde hace décadas a nivel mundial.  Nueva Zelandia fue el primer país que instauró un salario mínimo en 1894; siguieron sus pasos Australia en 1896, y el Reino Unido, en 1909.

José Luis Alcocer, exsecretario de organización del Sindicato Único de la Industria Siderúrgica y sus Similares (SUTISS) relata que, en el continente americano a principios del siglo XX, la explotación laboral en los estados unidos era degradante, existían los llamados “sweatshops” (talleres de miseria) y eso suscitó una opinión negativa generalizada. Las condiciones de trabajo de las mujeres y los niños eran prácticamente de esclavitud.

Agrega el economista Alcocer que surgió allí la idea de establecer un salario mínimo, la cual fue apoyada por la Asociación Estadounidense para la Legislación Laboral como por la Liga Nacional de Consumidores, asociación femenina cuya junta directiva respaldó la idea de instaurar un salario mínimo legal para las mujeres en 1909. La diatriba duro años con propuestas, aprobaciones e impugnaciones desde 1909 hasta que fue convalidada constitucionalmente en 1941.

Aclara en su explicación el economista y trabajador siderúrgico que, en el ámbito laboral venezolano, no fue sino hasta el 4 de junio de 1974, durante el gobierno del presidente Carlos Andrés Pérez, cuando se publica en la Gaceta Oficial Nro. 30415 el Decreto Ley Nro. 122, donde es fijado por primera vez en la historia de Venezuela el salario mínimo nacional. Indica en el artículo 1° que «se fija el salario mínimo nacional en 15 bolívares por jornada diaria de trabajo». Son 450 bolívares mensuales, a la tasa de cambio de ese año de Bs. 4,30 por dólar, lo cual nos da unos 104,65 dólares como el primer salario mínimo en Venezuela.

*Es indignante* argumenta Alcocer *Actualmente en nuestro país el salario mínimo, luego de 28 aumentos salariales de forma unilateral por parte de Maduro desde el 2013 se ubica en Bs 1.800.000, (O.96% $), con una hiperinflación que se dispara exponencialmente en ceros, de   3.713 %, pero mucho más acentuada en el estómago de la gente*.

Finalizo diciendo *Podemos decir con propiedad, con cifras, con números, con realidades que se palpan a nuestro alrededor que estamos transitando los talleres de miseria que vivieron los trabajadores a principios del siglo XX en estados Unidos. El cambio es inevitable, el país con más riquezas en el mundo no puede seguir siendo gobernado por depredadores políticos, necesitamos ir urgente hacia un modelo que garantice una vida digna a los venezolanos*.

CAURATV

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here