REDACCIÓN DEPORTES.- El portero, Manuel Neuer, capitán del Bayern Múnich, levantó al cielo de Budapest el trofeo que acredita al equipo bávaro como ganador de la Supercopa de Europa, tras superar en la prórroga al SeviIla por 2-1.

El veterano guardameta alemán, de 34 años, alzó la copa de supercampeón de Europa en medio de la alegría y el alborozo de sus compañeros, como ya hizo hace 32 días en Lisboa con el trofeo de la Liga de Campeones después de ganar por 0-1 al Paris Saint Germain.

Con su trabajada victoria frente al Sevilla, el Bayern Múnich sumó su segundo título de la Supercopa de Europa, en las cinco finales que ha disputado, después de que también se proclamara campeón hace trece años en Praga al derrotar por penaltis (5-4) al Chelsea inglés, después de que los 90 minutos reglamentarios acabaran con 1-1 y la prórroga con 2-2.

En aquella ocasión, Neuer también vivió el éxito de la primera Supercopa continental ganada por el Bayern, junto a otros cuatro supervivientes de aquel equipo: los defensas Javi Martínez -autor del decisivo 2-1 de esta final, de cabeza-, el austriaco David Alaba y el alemán Jerome Boagteng; y el delantero Thomas Muller.

La otra cara de la moneda la experimentaron este jueves en Budapest los jugadores y técnicos del Sevilla, que, a pesar de la derrota, fueron despedidos con un aplauso por el medio millar de sevillistas que se desplazaron a la capital húngara, una ovación a la que respondió toda la plantilla desde el césped en señal de agradecimiento.

EFE

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here