Home Deportes El japonés Ai Ogura logra su primera victoria en el mundial de...

El japonés Ai Ogura logra su primera victoria en el mundial de motoclismo

21
0

EFE

El japonés Ai Ogura (Kalex) logró su primera victoria en el campeonato del mundo al vencer el Gran Premio de España de Moto2 en el circuito «Ángel Nieto» de Jerez de la Frontera, en donde el español Arón Canet (Kalex) consiguió un merecido podio -segundo-, a pesar de competir tras ser intervenido quirúrgicamente del brazo izquierdo hace apenas unos días.

El líder del mundial, el italiano Celestino Vietti (Kalex), continúa primero a pesar de haber finalizado en la sexta posición la carrera andaluza, por detrás de Augusto Fernández (Kalex) y el alemán Marcel Schrotter (Kalex).

Tremenda salida de Arón Canet (Kalex) desde la segunda línea que le llevó a situarse tras el japonés Ai Ogura (Kalex) en la curva de final de recta y con Fermín Aldeguer (Boscoscuro) tercero, aunque perdió esa posición con el italiano Tony Arbolino (Kalex) un poco después. Pedro Acosta (Kalex), que era décimo en la salida, ganó una posición y fue recuperando terreno poco a poco hasta que su carrera acabó en la curva seis de la segunda vuelta, con una caída en la que casi se lleva por delante a Fermín Aldeguer.

Acosta pudo recuperar su moto para intentar continuar en carrera, en la que Ai Ogura continuaba marcando el ritmo, perseguido por Canet, Arbolino y el tailandés Somkiat Chantra (Kalex), con el italiano Celestino Vietti (Kalex) y el británico Sam Lowes (Kalex), «enganchándose» desde atrás.

Canet supo sobreponerse al dolor de su mano izquierda, en la que salió infiltrado para aguantar el dolor y pelear en todo momento con las posiciones de cabeza, con un sólido líder, por entonces, en la figura del japonés Ai Ogura, que no ha ganado nunca una carrera del campeonato del mundo de motociclismo, a pesar de llevar cuatro temporadas en el mismo.

Celestino Vietti fue la primera víctima del ritmo impuesto por Ai Ogura, que se fue quedando rezagado poco a poco para quedarse a más de dos segundos en la séptima vuelta y, un giro más tarde, en la curva ocho, el grupo de cabeza se quedaba sin otro de sus integrantes, el británico Sam Lowes, y no fue el último ya que en la curva nueve del octavo giro el que abandonó la carrera por caída fue el tailandés Somkiat Chantra.

Ogura se mantenía, por entonces, firme en el liderato, pero perseguido como su sombra por Arón Canet y Tony Arbolino y la carrera perdía otros dos protagonistas más en la curva nueve, al entrar completamente colado el británico Jake Dixon (Kalex) en la curva trece y con ello se llevó por delante a Fermín Aldeguer, que nada pudo hacer por evitar el accidente, si bien pudo arrancar nuevamente su Boscoscuro para intentar seguir en carrera, aunque apenas un par de vueltas después tuvo que tomar el camino de talleres y abandonar.

Ogura, Canet y Arbolino se distanciaron con solvencia de Augusto Fernández y Celestino Vietti, que eran sus inmediatos perseguidores pero a más de tres segundos.

Ese fue el «guión» de la carrera, con el trío mandando con solvencia, sin adelantamientos que ralentizasen su ritmo, hasta que a siete vueltas del final un «susto» de Canet permitió al japonés abrir un hueco ya insalvable camino de su primera victoria en el mundial, en tanto que el español se las tuvo que ver con el italiano hasta la bajada de la bandera de cuadros.

El esfuerzo realizado por Arón Canet le hizo rendirse a la evidencia de la superioridad física de Ai Ogura a partir de ese momento, por lo que se tuvo que centrar en defender la segunda plaza de los ataques de Tony Arbolino.

La cuarta plaza fue para el español Augusto Fernández (Kalex), por delante de Marcel Schrotter, Celestino Vietti y el neerlandés Bo Bendsneyder (Kalex).

Albert Arenas (Kalex) fue noveno con Jorge Navarro (Kalex), décimo, Jeremy Alcoba (Kalex) también en los puntos, duodécimo, y ya fuera de los mismos Manuel «Manugas» González (Kalex), decimosexto, y Pedro Acosta (Kalex), vigésimo. EFE

800 noticias

Previous articleHéctor Lucena: Libertad sindical se hizo más riesgosa en empresas manejadas por militares
Next articleTSJ: la suprema reencauchada judicial, por Gregorio Salazar

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here