Durante el siglo XX, era impensable que los venezolanos salieran en busca de una mejor calidad de vida o de oportunidades de trabajo. Con las debidas excepciones, la salida de profesionales e investigadores venezolanos, artistas, hacia otros países era un asunto temporal, casi siempre por invitaciones, giras, especializaciones o razones de índole familiar.

No obstante, Venezuela, como otros países, a raíz de la crisis nacional del año 1983 (18 de febrero o viernes negro) la fuga de cerebros en Venezuela tuvo un anuncio, fue quizás un “toque”.

Jamás se pensó en la forma abrupta y desesperada en que han salido más de 5 millones de venezolanos.

Sorpresivamente nos encontramos en Belo Horizonte, la capital del estado Minas Gerais, en Brasil a una talentosa joven venezolana: Andrea Navas Gilly, con quien tuvimos el inmenso placer de conversar.

Andrea Navas Gilly es compositora e instrumentista, posee una extensa trayectoria y una amplia experiencia musical. Se desempeñó como docente del Sistema Nacional de Orquestas Infantiles y Juveniles; y en agrupaciones de música popular instrumental, como la Estudiantina de la Universidad Central de Venezuela. Tiene en su haber una producción discográfica, “Ensueños”, en la que incluyó temas de compositores icónicos como Jenaro Prieto, Conny Méndez, Simón Díaz, Henry Martínez y Demetrio Ortiz.

Andrea Gilly;  Nací en Caracas e inicie mis estudios musicales a los 6 años en el Conservatorio de música” Pedro Nolasco Colon”, continué y pase a integrar la orquesta sinfónica infantil y juvenil a los 11 años. Al concluir el bachillerato comencé en la Licenciatura en música en la Universidad Experimental de las Artes, donde culminé en la mención ejecución instrumental. Luego toqué con la Sinfónica Juvenil, con la Sinfónica Municipal de Caracas, con varios grupos musicales y llegué a conformar un ensamble. Musicalmente crecí extraordinariamente logrando mi internacionalización con la orquesta sinfónica, viaje por Europa, Latinoamérica y Estados Unidos.

Roberto Lugo: Como fue tú salida de Venezuela? ¿Tuviste obstáculos, dada la difícil situación que se vive en el país?

Andrea Gilly: Salí de Venezuela el año 2016, mes de marzo, vía aérea, de Maiquetía a Buenos Aires, allí en Argentina estuve tres años, luego me traslade a Belo Horizonte en Brasil donde resido actualmente.

Roberto Lugo: Andrea, ¿cuáles fueron las causas que te llevaron a tomar la decisión de emigrar?

Andrea Gilly: Las principales causas fueron la situación país, la falta de oportunidades a nivel laboral, sin posibilidades de un futuro que lo lleve a cumplir las metas que uno se propone en la vida, además por el deterioro cultural, de valores, sin estabilidad laboral, escasez de empleos y un tema como la inflación que disminuye el poder adquisitivo, sin un sistema de salud adecuado, falta de medicinas. Vi que siguiendo en Venezuela no iba a tener la oportunidad de cumplir mis metas en anhelos en la vida. Un buen día me senté y tome la decisión de irme del país, con todo el dolor de mi alma porque uno deja sus afectos y raíces.   Es una situación compleja, cuando uno decide dejar su país, no es porque uno quiere, se ve forzado; tiene su pro y su contra, pero después que arrancamos, no hay vuelta atrás, palante es pa ya, como dice el buen venezolano y siempre con fe y optimismo.

Roberto Lugo: Andrea, más de 480.000 venezolanos están en Brasil, en calidad de inmigrantes que llegaron hasta acá por diferentes motivaciones, pero hay un denominador común: Buscando las oportunidades que su país de origen no les brindó. Actualmente, ¿cuál es tu situación?

Andrea Gilly: Inicialmente llegué a Florianópolis, allí trabajé en el área administrativa en un Hotel y paralelamente con mi música, estuve un par de meses, luego me trasladé hasta acá. Yo siempre he trabajado con música; en este momento por el tema pandemia estoy trabajando desde casa, anteriormente podía salir en giras, clases en físico, dirigiendo orquestas, pero actualmente en Brasil no tengo empleo formal, solo desde casa con mi música. Asi transcurre mi vida acá, sacándole provecho a ese don que Dios me dio; agradezco la oportunidad de poder expresarme a través de este medio y siempre hacia adelante con ese temple y ese optimismo que nos caracteriza a los venezolanos.

Roberto Lugo: Andrea, cuáles son tus expectativas, ¿qué esperas de Brasil, ¿Qué esperas de tu profesión y de tu propio esfuerzo?

Andrea Gilly: Si, quiero lograr las metas que me he propuesto, crecer en mi campo que es la música, darme a conocer, continuar con las giras. Además de dar a conocer la música venezolana en el más mínimo rinconcito del mundo, ganarme los grandes escenarios. Tengo un disco grabado en Venezuela llamado “Ensueños” de varios géneros de música Latinoamericana, actualmente estoy preparando un disco de boleros. Además, continuar creciendo como ser humano, en mi profesión y aprendiendo de Brasil que tiene un caudal riquísimo en la música, en su cultura, hay mucho que aprender. Actualmente también estudio en el conservatorio de música de Belo Horizonte aprendiendo un instrumento autóctono, el cavaquinho.

Así dejamos a ANDREA VALENTINA NAVAS GILLY, una venezolana, de la cual todos los venezolanos nos sentimos orgullosos y bien representados.

JOSE AOCOCER CAURATV

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here