Un total de 32 pacientes de diálisis que cumplen tratamiento en el Hospital del Seguro Social estarían en riesgo, de muerte, luego que el motor de la ósmosis se quemara hace aproximadamente tres meses.

Por: Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira

Este sistema es el encargado de llevar a las máquinas el agua purificada y libre de contaminantes para poder realizar la terapia, pero debido a la avería, los trabajadores de este centro de salud pasan el vital líquido que viene directo de la tubería por un filtro de “carbón y arena para retirar algunas partículas”.

 

 

Un empleado del IVSS, quien prefirió resguardar su identidad, señaló que de no arreglarse este problema, pudiesen traerle complicaciones a corto y largo plazo a los pacientes que acuden a este lugar.

“Estamos esperando el dinero para la reparación y que de esta manera el aparato pueda funcionar de manera adecuada” dijo.

Dijo que el agua entra en contacto directo con la sangre, por lo cual este líquido debe ser ésteril y libre de cualquier contaminante, “porque la membrana por donde se hace la diálisis es permeable al agua y los solutos, y si está contaminada, puede pasar al torrente sanguineo y traerle al paciente una gran cantidad de complicaciones” acotó.

Lee más en La Prensa de Táchira.

LA PATILLA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here