Eugenio Suárez ha volado sobre las bases en el spring training y dicha velocidad parece venir de las 15 libras (6.8 kilos)que perdió durante la temporada muerta.

El toletero de los Rojos de Cincinnati ha traído con ello miles de sensaciones positivas debido a esa ráfaga de velocidad que se había perdido en las últimas temporadas. Aun es temprano para hacer conclusiones, pero todo parece indicar que el criollo sacará provecho de los callejones en los diversos estadios de las mayores para retomar su protagonismo en el show.

Durante el cierre de la semana pasada los Gigantes de San Francisco fueron las primeras víctimas de la velocidad del criollo luego de un incogible hacía el jardín derecho que Suárez aprovechó para colarse hasta la segunda almohadilla. Posteriormente, terminó anotando con un fly de sacrificio de Jesse Winker.

Además, la ofensiva ha vuelto a lucir a la altura de grandes en sus primeros ocho turnos al bate donde ha logrado registrar tres carreras anotadas, cuatro indiscutibles (dos de ellos extrabases), par de boletos, un ponche y 1.350 de OPS.

Dedicación, en esta palabra que parece esconderse la clave del éxito de Suárez para esta temporada luego de todo el trabajo que realizó durante la temporada muerta para retomar su rol de líder en Cincinnati. Luego de un 2020 mermado por las limitaciones de la pandemia el criollo está buscando volver a la élite.

Sin contar su última zafra, el bigleaguer suma cuatro campañas de 22 o más dobles y 21 o más cuadrangulares los cuales han sumado 359 carreras remolcadas que han dado vida a las aspiraciones de los Rojos que tratan de alcanzar los playoffs.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here