Proyecto Guayana hoy recuerda al ministro
Leopoldo Sucre Figarella en la fecha de su nacimiento el pasado 1
de agosto, cómo un guayanés ejemplar que dejó una huella
imborrable en Venezuela y en las empresas básicas, hoy día casi
todas paralizadas y vacías, denunció Francisco Cardier, secretario
general del partido en el estado Bolívar.

“Hoy a 21 años de la llegada de la “Revolución Bonita” y de un
grupo, de piratas y bucaneros, destruyeron el legado que un
visionario ingeniero ayudó a fortalecer en el tiempo, cuando las
cifras de aquél tiempo registraban que CVG-Edelca producía para el
país 71% de energía eléctrica”, dijo Cardier.

Con los proyectos de CVG -Edelca se generaba suficiente
electricidad para producir cien por ciento de aluminio primario, para
un total de 640,000 toneladas anuales, que exportábamos a todas
partes del mundo, recordó.

Para ese entonces, la extracción de oro alcanzaba las 6,2
toneladas del precioso mineral, además 502 hectáreas de pino
Caribe, Eucaliptos, y Caucho, mas el cien por ciento en producción
de mineral de hierro, para un gran total de 25 millones de toneladas
anuales, agregó.

Cardier denunció el cierre de CVG Edelca, Bauxilum, Venalum,
Alcasa, Carbonorca, Alunasa, Cabelum, Alucasa, Conacal,
Proforca, Tecmin, Ferrocasa y Ferrominera Orinoco que hoy son

cascarones vacíos, a excepción de ésta última, pero cuyas cifras
tampoco no son muy alentadoras.

Atrás quedaron en el camino obras como Tocoma y el “tercer
Puente sobre el Orinoco”, la creación de la Corporación Siderúrgica
de Venezuela y la Ciudad del Acero, la ampliación de planta de
pellas, el Hospital Metropolitano, la Villa Olímpica, los elevados de
Macro y la redoma El Dorado, son obras fantasmas a un costo de
45.000 millones de dólares, casi dos veces lo que costó el Plan
Marchal para reconstruir a Europa después de la segunda guerra
mundial y todavía, algunos de la revolución dicen que viene más
para ofrecer al pueblo de Guayana, advierte Cardier.

Millones de dólares desaparecidos donde presuntamente está
involucrado el exgobernador Francisco Rangel Gómez y la
empresa Odebrecht, hoy con juicios en Brasil y Argentina por
corrupción y que involucra a la vicepresidenta del país sureño,
afirmó el dirigente político de Proyecto Guayana.

Para concluir Cardier asegura que tendrán que pagar tarde o
temprano por todo estos delitos cometidos contra la región y el país.

NOTI GUAYANA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here