800 Noticias

El dirigente opositor Ismael García, denunció este viernes que muertos por COVID-19 son «enterrados indignamente en fosas comuns que construyeron en el cementerio de El Junquito, administrado por la Alcaldía del municipio Libertador de Caracas.

Alertó que los entierros se dan de forma masiva, clandestina y a los familiares les entregan una caja con supuestas cenizas para que no reclamen los cadáveres. “En cada fosa, que están hechas para dos, arrojan hasta 15 cuerpos envueltos en bolsas. Cuando manden a investigar y las manden a abrir, se van a conseguir con ese holocausto del siglo 21”, expresó el parlamentario.

García precisó que, en el espacio de dimensiones reducidas, hay al menos 1.100 personas enterradas de manera informal sin que los familiares sepan. “Lo terrible es la mentira del régimen y lo viles que son porque estos entierros masivos se han dado en muchos países, pero de manera digna, con responsabilidad hacia las familias y con los protocolos adecuados, incluso realizan incineración masiva”, detalló.

García sostuvo que, de continuar la situación, se podría provocar otra pandemia, puesto que los olores que proliferan son “impresionantes” y muchos habitantes de El Junquito se han visto en la obligación de irse de la zona. “Toda esa zona corre un altísimo riesgo de contaminación, incluso quienes participan en los entierros masivos. En ese momento lo más importante es la salud del pueblo, por eso hago un llamado a las ONG de DDHH y a los organismos internacionales para que verifiquen las condiciones en el lugar”.

Con información de Nota e Prensa y Alberto News

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here