La editorial apunta a un desacuerdo en el coste de los derechos con George R. R. Martin

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here