Guaidó ratifica que México puede ser sede para diálogo con Maduro

Guaidó explicó que además de México se consideran otros países donde «ambas partes» estén «cómodas»


Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional electa en 2015 y reconocido por una parte de la comunidad internacional como presidente encargado de Venezuela, informó que se está considerando a México -al igual que Noruega- como uno de los países que sirva de sede para llevar a cabo las nuevas posibles negociaciones con la administración de Nicolás Maduro en el contexto de su «acuerdo de salvación nacional».

«Estamos evaluando posibles sedes para la celebración de una posible negociación (…) es una posible negociación (…) Estamos valorando México, Noruega, algunos otros países que puedan hospedar de manera independiente, de manera imparcial y respetuosa una posible negociación», reveló en entrevista a La Reforma de México.

 

 

Sin embargo, manifestó que también valoran países como Canadá, España o EEUU y dijo que una de las principales condiciones para llevar a cabo estos eventuales encuentros «es donde las dos partes se sientan cómodas».

Al ser preguntado sobre su respalda una posible intervención extranjera por parte de EEUU, Juan Guaidó calificó la misma como «polémica» y más allá de considerar o no esta opción, cree que lo más importante es poder sopesar las alternativas que existen para aliviar lo que padecen los venezolanos.

«Yo apoyo la democratización de Venezuela, la celebración de elecciones libres y justas, el gran tema es cómo llegar allá. Y si hace falta o no el uso de la fuerza, yo lo que creo es que hay que evaluarlo responsablemente para salvar vidas, para recuperar la legitimidad», sostuvo.

Considera que el país se ha deteriorado progresivamente desde 1999 cuando el chavismo llegó al poder e insistió que en la actualidad tiene una crisis política, económica y humanitaria que no existía en las últimas dos décadas.

 

 

Guaidó subrayó que actualmente el país pasa por una situación de «mucha vulnerabilidad» como por ejemplo con lo que sucede en Apure y los enfrentamientos entre la Fuerza Armada Nacional y la disidencia de las FARC.

Señaló que la movilización, organización y la protesta pacífica son parte de los mecanismos que apelan como ciudadanos para que sus exigencias sean visibles. En ese sentido, resaltó que la comunidad internacional respalda este tipo de acciones «de hacer responsable a la dictadura, a los violadores de derechos humanos, a la corrupción, de lo que sucede en el país».

tal cual

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *