Mientras el régimen pinta un país de fantasías y un sector de la “oposición” vende como exitosa una desierta consulta, 19 venezolanos murieron ahogados tratando de huir de la crisis de un país en el que mueren miles de mengua en los hospitales, de hambre en sus casas o a manos del hampa, y ninguno de estos dos extremos le interesa, ni quiere resolver.

Sé que muchos de los que andan envueltos en esa burbuja llamada twitterzuela no están preparados para asumir la realidad, pero un buen inicio sería que revisaran el análisis de un experto, como lo es Eugenio Martínez (@puskas), a quien no se le puede acusar de chavista por el simple hecho de desmarcarse de una senda errada y dejar de apoyar a una oposición que se niega a aprender de sus errores; por el contrario, eso implica racionalidad.

Hay que preguntarse con los pies bien puestos en la tierra, dejando la ilusión y el deseo a un lado: si es verdad lo que dicen, que la participación ciudadana superó todos los pronósticos y en todas partes se está «barriendo a la dictadura”, ¿por qué no se usó esa mayoría para no permitir que el régimen retomara el control de la Asamblea Nacional?

 

 

Lo cierto es que no se puede tapar el sol con un dedo y hoy, dos tercios del país no creen en esta clase política que insisten en continuar en la ruta del engaño. Unos defendiendo el poder y otros el financiamiento.

El Gobierno no puede decir nada sobre la consulta, de su legitimidad, etc, ya que recientemente la vicepresidenta de la república, Delcy Rodríguez, justificaba la “Ley Antibloqueo” con una encuesta en el Sistema Patria.

En la otra acera, conforme a lo que ha sido su nefasta actuación, su desprecio por los más vulnerables, el creerse superiores, ser excluyentes, sectarios, sordos, pedir sanciones que solo afectan a nuestro pueblo, invasión extranjera, golpes, mercenarios, etc; nos ratifica una vez más que, sin lugar a dudas, son caimanes del mismo pozo. Hay que decirlo sin ningún temor: son iguales al chavimadurismo.

Guste o no, veremos repetir en mismo capítulo en una guerra de porcentajes inauditables, en lo que al final el resultado será el de siempre, los fanáticos nos insultarán una vez más a quienes decimos las cosas como son, sin medias tintas, ni cálculos políticos, hasta que con el tiempo se diluya con la realidad, que no es otra que no hay poder real para imponer el “mandato” de la consulta, sea cual sea las cifras que quieran poner.

La realidad es una sola y hoy, a pesar de la “consulta”, Nicolás Maduro sigue siendo presidente, y a partir del 5E Juan Guaidó dejará de ser diputado. La mayoría no entiende que este lo que busca es un argumento para tratar de que EE. UU le mantenga su mesada.

En resumen, como decía el profesor Juan Manuel Trak (@juanchotrak): “Unos ‘políticos’ autocomplacientes, y unos seguidores cegados”. En fin, se han convertido en simples narradores de la tragedia. Desde Unidad Visión Venezuela seguiremos haciendo ese trabajo de hormiguita —trabajo político— para, más temprano que tarde, desplazar a estos dos polos que llevan más de dos décadas de fracaso en fracaso, jugando a atribuirse el poder, de pasar sobre el pueblo venezolano, con lo que cada día es más urgente acabar con esa polarización y los más de 20 años de autodestrucción. No tenemos la más mínima duda que así será, porque como bien lo decía el profesor Lester Rodríguez (@LesterYomar): “El cerebro está hecho para despertar”.

Esta clase política que va de salida —lo decimos con total responsabilidad—, por la sencilla razón que desde hace rato tiene la brújula extraviada y como bien lo decía @juachotrak: “Confunden medios con fines, estrategia con comunicación y abstención con apoyo”.

Lo del 6D fue real y tiene consecuencias prácticas, mientras la consulta es simbólica y no tiene ningún efecto real. Con lo que debemos de concluir —una vez más— que solo en unidad podemos avanzar, si esos más de tres millones que dicen que participaron de manera presencial en la consulta se hubieran unido a los más de dos millones que salimos a votar en las elecciones parlamentarias en contra de los candidatos de Maduro, hoy mantendríamos una mayoría en el Parlamento.

Omar Ávila es diputado a la AN. Miembro de la Comisión de Contraloría. Secretario General Nacional de Unidad Visión Venezuela.

dip.omaravila@gmail.com

www.unidadvisionvzla.blogspot.com

TAL CUAL

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here