Un “hat trick” del delantero venezolano Miku mantiene al Deportivo de la Coruña con opciones de clasificarse para la fase de ascenso a Segunda División, después de derrotar con claridad al filial del Celta de Vigo (0-3), que desaprovechó una inmejorable oportunidad para sellar matemáticamente su pase.

Ambos equipos necesitaban la victoria, y el equipo coruñés impuso su veteranía, liderado por Alex Bergantiños y Miku, decisivo en el área rival. El Celta B pudo adelantarse con un cabezazo de Manu Justo, pero falló antes de que Miku abriese el marcador en el minuto 25.

El delantero criollo amplió la renta deportivista en el descuento del primer tiempo al transformar un penalti, y sentenció el derbi en el minuto 65 para permitir a los suyos llegar con vida a la última jornada.

El Deportivo cerrará esta primera fase del grupo 1A de la Segunda División recibiendo en Riazor al Zamora, otro de los equipos inmersos en la zona de ascenso que esta tarde juega en la Ruta de la Plata ante el Compostela. El filial del Celta visitará en la última jornada al Coruxo, que pelea por eludir el descenso.

A la espera de los resultados de esta tarde, la clasificación sigue liderada por el Unionistas y el Zamora, empatados a 29 puntos. El Celta B se queda con 27 puntos, uno más que el Deportivo. No obstante, ambos no dependen de sí mismos porque el Racing de Ferrol es quinto con 25 puntos y dos partidos menos.

EFE

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here