Una investigación periodística llamada «El escándalo de sobornos petroleros expone el doble juego corrupto del ‘procurador general’ de Guaidó» revela cómo el ex falso procurador del parlamentario Juan Guaidó, José Ignacio Hernández, entregaba altos honorarios a saqueadores empresarios para desfalcar a Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

El trabajo redactado por la periodista estadounidense Anya Parampil, publicado en el sitio web The Grayzone, explica que Hernández vendió su testimonio en el caso de soborno multimillonario presentado por el Gobierno de Venezuela, en 2018 contra empresas petroleras y colaboradores por hechos de corrupción, A gigantes petroleros extranjeros.

La intención de tal acción se manifestó en el interés de defraudar a la petrolera venezolana estatal por millones de dólares, y gracias a la intervención del ex procurador de Guaidó, un tribunal del distrito de Florida, en Estados Unidos desestimó el caso.

El texto da detalle de cómo el abogado Hernández, cubrió con su testimonio ante las autoridades estadounidenses, las grandes corporaciones que a través de sobornos a funcionarios corruptos de Pdvsa, preparó jugosos contratos que favorecieron a los extranjeros.

También Hernández, quien fue la pieza fundamental para la mandíbula Citgo, acumuló un pago de 163 mil dólares provenientes del Grupo Europeo OI, después de dar su testimonio como experto en el juicio de Venezuela contra la empresa minera canadiense C Crystallex, en el cual cobraba 350 dólares por cada hora de análisis.

«Por lo tanto, Hernández estaba cobrando fuertes honorarios a los enemigos del mismo Estado venezolano al que más tarde se declaró, cuando asumió el cargo de ‘procurador general’ en la administración de Guaidó. Sus lucrativas relaciones con las corporaciones aéreas que planean explotar la riqueza de Venezuela desenmascaran las fuerzas reales detrás de los esfuerzos de cambio de régimen de Guaidó, y su agenda posterior de ganancias, también plantean serias dudas sobre si violó la ley de los Estados Unidos «, indica parte de la investigación.

Asimismo, el trabajo periodístico señala que por estas intensiones de Hernández, Citgo Petroleum, el activo internacional más valioso de Venezuela, será liquidado para satisfacer las demandas de arbitraje multimillonarias contra Caracas.

No obstante, el paso de Hernández por el supuesto cargo de procurador solo sirvió para dañar aún más en el plano económico a Venezuela, nación asediada por las medidas coercitivas y ataques multiformes de gobiernos como el de los Estados Unidos.

Aunque Hernández ya no forma parte del tren ministerial del diputado Juan Guaidó, sus acciones continúan generando daños al país.

«El abogado no solo conspiró para liquidar la posesión internacional más preciada de su país, sino que también fue el centro de uno de los casos más valiosos que actualmente esperan una decisión en los tribunales de EEUU. En ese juicio, Hernández estaba trabajando para proteger a algunas de las mayores empresas de energía del mundo del castigo por su exitoso plan para defraudar a su patria en más de 15.000 millones de dólares», señala el trabajo presentado en The Grayzone.

2001

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here