Javier Lainette, conocido dirigente social de Ciudad Bolívar reflexiona sobre la actual situación de la juventud en Venezuela, y al respecto nos comenta que no hay nada más inocente que la sonrisa de un niño. Lamentablemente en la Venezuela petrolera, del oro, diamante y coltán en los diferentes barrios de nuestras principales ciudades nuestros niños crecen bajo la violencia de bandas armadas donde impera la ley del más fuerte, con las instituciones educativas destruidas funcionando a duras penas, ahora con motivo de la pandemia cerradas completamente. “Esta realidad no augura un futuro promisor para nuestro país”. 

Estas sentidas manifestaciones de preocupación las expresó Lainette, en una visita que hiciera al sector San jonote de la parroquia Agua Salada de Ciudad Bolívar, en la que compartió con un grupo de jóvenes y pudo constatar la situación de precariedad. El dirigente social visita en forma permanente los distintos sectores de Ciudad Bolívar, para evaluar “in situ” las cifras que presentan las encuestadoras especializadas con es el caso de ENCOVI, la cual dibujó la dramática situación venezolana al compararnos con África, quedando demostrado que uno de los datos más impactantes del informe es que el 30% de los niños en Venezuela registran desnutrición crónica según los valores de medición talla-edad; un porcentaje comparable con los de países como Chad o Camerún. 

Javier Lainette lamentó que el régimen actual no tiene políticas públicas dirigidas a superar esta difícil situación de nuestra juventud. 

Finalizó diciendo “El futuro del país está en peligro, es urgente que se realice un cambio político en el país”. 

JOSE ALCOCER CAURATV

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here