Joe Biden es presidente de Estados Unidos. Acaba de jurar el cargo, con la mano sobre una enorme Biblia propiedad de su familia desde hace 127 años. El juramento ha sido administrado por el presidente del Supremo, John Roberts. Curiosamente, Biden fue uno d ellos 22 senadores, todos ellos demócratas, que votaron en 2005 en contra del nombramiento de Roberts. Minutos antes, la vicepresidenta, Kamala Harris, había jurado el cargo, en su caso con la jueza del Supremo Sonia Sotomayor, la primera hispana en alcanzar el puesto de magistrado en la institución.

«La democracia ha prevalecido», ha señalado el nuevo presidente de EEUU. «Ésta es una nación grande, de buena gente» y «tenemos que construir, mucho que sanar y mucho que ganar». «Derrotaremos al supremacismo blanco y al terrorismo interno», ha continuado.

Biden también ha llamado a la unidad: «Sé que hablar de unidad parece la tontería de un loco estos días».

La ceremonia ha tenido lugar en un Capitolio más vacío de lo habitual debido a las medidas se seguridad impuestas por el Covid-19. Más dramática ha sido la total ausencia de público del Mall, el gran parque que ocupa el centro de la capital de EEUU, Washington. Ha sido, en gran medida, un evento virtual, aunque no exento del tradicional color que los estadounidenses dan a este tipo de acontecimientos. Antes de que Harris jurara, la cantante Lady Gaga interpretó el himno nacional de EEUU, y, justo unos minutos antes de que Biden lo hiciera, Jennifer López hizo lo propio con ‘This Land is Your Land’. López también se dirigió brevemente en español a la audiencia en mitad de su interpretación.

Entretanto, Donald Trump, que ha roto con más de 150 años de tradición, aterrizaba en Florida, donde residirá a partir de ahora.

EL MUNDO DE ESPAÑA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here