La petición de Brito afecta a al menos 30 acusados que, según la medida, tendrán que acudir a tribunales a declarar sobre las supuestas negociaciones con el gobierno de Paraguay para condonar la deuda que mantiene Petropar con Pdvsa

El diputado de la Asamblea Nacional administrada por el chavismo, José Brito, acudió al Ministerio Público como cabeza de la Comisión Especial de Investigación de Gestión de los diputados de la Asamblea Nacional de Juan Guaidó, con la finalidad de denunciar una presunta trama de corrupción elaborada por parlamentarios y líderes políticos.

Brito conversó con el fiscal general designado por la ilegítima asamblea constituyente, Tarek William Saab, para solicitar formalmente que a los acusados señalados por la comisión se les imponga una medida de prohibición de salida del país, así como una interpelación para que acudan a tribunales a declarar.

«Estamos haciendo un exhorto al Ministerio Público para que se solicite la prohibición de salida del país de este grupo de personas que son sujetas a investigación, todas van a ser citadas», declaró Brito tras su reunión con Saab.

 

Los perjudicados por esta medida son Juan Guaidó, Juan Pablo Guanipa, Ángelo Palmieri, Carlos Berrizbeitia, Alejandro Hernández, Sergio Vergara, Javier Troconis, José Ignacio Hernández, Enrique Sánchez Falcón, Marco Aurelio Quiñones, Elías Mata, Jorge Millán, Luis Carlos Padilla, Luis Florido, Enrique Márquez, Freddy Superlano, Édgar Zambrano, Luis Stefanelli, Olivia Lozano, Macario González, Carlos Paparoni, Luis Silva, Tobías Bolívar, Eliézer Sirit, José Antonio Mendoza, María Gabriela Hernández, Romel Guzamana, Alexis Paparoni y Romny Flores.

Este es el grupo de personas acusados por la comisión de controlaría avalada por el chavismo, involucrados en presuntas negociaciones mediante las cuales se condonó la deuda del gobierno de Paraguay, mediante su empresa Petróleos Paraguayos (Petropar) con la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), perteneciente al Estado venezolano.

«En función de los hechos que estamos indagando, en unos hechos que se revisten de carácter público, notorio y comunicacional, está un entramado configurado como delincuencia organizada. El último hecho denunciado ante el MP es en cuanto el entramado del planteamiento de condonar la deuda que tiene Paraguay con el Estado», afirmó Brito.

El parlamentario, sin embargo, aseguró que el trabajo de la comisión no representa un «pabellón de fusilamiento» y que se apega al estado de Derecho, la presunción de inocencia y el derecho a la legítima defensa.

La comisión sigue la línea del gobierno chavista, que ya responsabiliza con «pruebas» a Guaidó y personas relacionadas con él de negociar la deuda de 350 millones de Petropar a Pdvsa y utilizar ese dinero para uso personal. Así lo garantizó el presidente del Parlamento administrado por el chavismo, Jorge Rodríguez, en declaraciones recientes.

 

Primero Justicia rechaza las acusaciones de Brito

Primero Justicia fue el primer partido político de la oposición mayoritaria en manifestarse tras las declaraciones de Brito, antiguo miembro de la organización expulsado por acusaciones de corrupción y vínculos con negocios del chavismo.

La tolda amarilla repudió las «nuevas amenazas» que a su juicio encargó el régimen de Maduro a Brito, un «alacrán que la corrupción del régimen compró». Denuncian que esta estrategia busca atacar y perseguir a dirigentes de los factores democráticos del país.

«La consignacion de una lista de diputados y ciudadanos venezolanos que se dedican a la defensa de los venezolanos y la lucha contra el regimen, para que sean interpelados e investigados, solo abona mas en la demostracion de que la unica arma que le queda a la dictadura es la represion y la amenaza», manifestaron en un comunicado.

Primero Justicia acusó al gobierno chavista de ser los auténticos corruptos que han «robado miles de millones de dólares» durante más de 20 años, y reiteró sus señalamientos contra Brito y su «combo de alacranes» relacionados con el empresario Alex Saab y sus negocios turbios con el gobierno de Maduro.

Posteriormente Un Nuevo Tiempo (UNT) se sumó con un breve comunicado en rechazo a las acusaciones por parte de un grupo de «alacranes bajo órdenes del régimen» y denunciaron la persecución contra los diputados de la «legítima» Asamblea Nacional.

De acuerdo con la directiva de UNT, estas declaraciones pretenden «enlodar la gestión de la Asamblea Nacional», como parte de una nueva «canallada» del régimen contra la democracia.

Por su parte, la bancada de Voluntad Popular (VP) advirtió que los «alacranes protagonizan una nueva arremetida contra los diputados legítimamente electos en 2015».

La tolda naranja resaltó los nexos de corrupción entre Brito y Alex Saab, a quien acusan de testaferro de Maduro, por lo que cataloga de «burla» que sea el diputado quien haga estas acusaciones.

Y finalmente, manifiestan su respaldo a los acusados que militan en VP, incluyendo a Juan Guaidó, Olivia Lozano, Marco Aurelio Quiñones, Sergio Vergara, Luis Stefanelli, Romel Guzamana, Macario González y Freddy Superlano; y se solidariza con los demás señalados.

TAL CUAL

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here