La Universidad de Oriente fue creada hace 62 años, el 21 de noviembre de 1958, mediante el Decreto Ley Nº 459 publicado en la gaceta oficial de la República de Venezuela Nº 25.831 por la junta provisional de Gobierno presidida por el Dr. Edgar Sanabria, siendo Ministro de Educación el Dr. Rafael Pizani, bajo la conducción de su Rector fundador Dr. Luis Manuel Peñalver.

Comenzó a funcionar el 12 de febrero de 1960. El 29 de marzo de 1960, el Presidente de la República, Rómulo Betancourt, inaugura oficialmente la Universidad de Oriente en un acto realizado en la antigua sede de la Escuela “Pedro Arnal”, en la capital sucrense.

 En su discurso destaca: «…Esta universidad va a permitir la formación de profesionales en las distintas ramas del saber humano, que aquí estudien y aquí se queden… esos estudiantes de la Universidad de Oriente deben venir de todas las capas sociales, porque en este país debemos hacer cierta la fórmula de que dentro de la democracia la única aristocracia que existe es la del esfuerzo tesonero, laborioso y creador”. 

Se cumplía el sueño de un  grupo de estudiantes orientales liderados por Celestino Zamora Montes de Oca, quienes desde la Universidad de los Andes habían iniciado una campaña en favor de la creación de la Universidad de Oriente.

A esta digna Lucha se sumó el comerciante local Tomás Rivilla, popularmente conocido como el “Negro Rivilla” “Negro de las Lamus”, quien tenía un punto de venta de bebidas típicas y comidas ligeras tradicionales en el Mercado Público ubicado a la orilla del Orinoco inició una cruzada nacional y recogió catorce mil firmas a favor de la Universidad. El Dictador Marcos Pérez Jiménez no tuvo oídos para tan noble petición.

De allí nuestra irrevocable vocación en defensa de la democracia, porque nos colocó la oportunidad de formarnos profesionalmente ceca del patio de nuestros hogares.

Por la Casa de estudios más alta del Sur Oriente del país han pasado miles de estudiantes  provenientes de los sectores más humildes, los hijos de los pescadores, de los jornaleros y de los obreros las nacientes empresas de Guayana, y muchos que vinieron de otras regiones. Por primera vez los más pobres visitaron el recinto universitario en calidad de alumnos.

Se comenzó a perfilar la Venezuela posible.

Sin embargo, nuestra Alma Mater, hoy luce desmejorada, cada año tiene que enfrentar crisis tras crisis derivadas fundamentalmente de la falta de un presupuesto adecuado y cónsono con las necesidades académicas.  Y es allí donde con mucho dolor, vemos como se nos escapa el país, El llamado dramático es a los egresados, a los padres, estudiantes, profesores, empresarios, amas de casa, a toda la sociedad guayanesa…la Universidad de Oriente se desvanece en medio de un pantanal de corrupción y desidia.

Con la falta de inversión se deja de lado la posibilidad de realizar uno de sus objetivos más importantes como lo es la investigación científica, y además la garantía de seguridad dentro del recinto universitario para evitar que el hampa pueda hacer estragos con profesores y estudiantes.

A 62 años de su fundación, cobra más vigencia su slogan.

LA UDO ES DEL PUEBLO 

“DEL PUEBLO VENIMOS 

Y HACIA EL PUEBLO VAMOS” 

No permitamos que nuestra más alta casa de estudios del Oriente del país desaparezca, que esta revolución depredadora termine de destruir a nuestra Universidad. 

JOSE ALCOCER CAURATV

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here