800Noticias

Felipe Antonio, un comerciante del estado Lara, despertó la sospecha de sus conocidos cuando pasaron dos días y su local seguía cerrado.

Un vecino contó que llegó hasta la residencia de Felipe y llamó, pero nadie salió, lo que generó más preocupación, por lo que en compañía de otros vecinos forzaron la puerta. Al entrar quedaron horrorizados, vieron el cuerpo de Felipe que había sido maniatado, amordazado y estrangulado y a su lado se encontraba su hermano de 58 años que presentaba signos de tortura y fuertes golpes en el rostro que le hicieron perder piezas dentales, reseñó La Prensa Lara.

Funcionarios del Cicpc presumen que fueron víctimas de ladrones que ingresaron a su casa para robarlo el pasado lunes en horas de la madrugada.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here