CARACAS.- Un gol del argentino Nicolás Tagliafico en propia puerta en la primera parte le sirvió al Liverpool para ganarle al Ajax (0-1), que estrelló una pelota en el palo al comienzo de la segunda mitad y se vio impotente para igualar el marcador.

El Liverpool tenía la necesidad de dar un golpe de mano que acallara las voces que decían que estaba pasando por un bache. En Amsterdam, sin mostrar su mejor juego, se impuso gracias a su mejor control de los tiempos, la certeza de sus contraataques y las internadas por la banda izquierda de Sadio Mané.

Enfrente tuvo a un Ajax que se parece poco a aquel que sorprendió al mundo hace dos temporadas, cuando los hombres de Erik ten Hag casi se colaron en la final de la Liga de Campeones. El entrenador es el mismo, las bajas son obvias. El club ha ingresado decenas de millones de euros con la venta de cuatro jugadores clave de aquella plantilla -Frenkie de Jong, Matthijs de Ligt, Donny van de Beek y Hakim Ziyech-, pero el precio deportivo a pagar está siendo alto.

El entrenador del Liverpool, Jürgen Klopp, dibujó un 4-3-3 en la pizarra y eligió al joven de 19 años Curtis Jones para el centro del campo, acompañando a Georginio Wijnaldum y James Milner. Fabinho Tavares fue el jefe de la defensa inglesa en sustitución del lesionado Virgil van Dijk, cuya rotura de ligamento cruzado le tendrá al menos seis meses de baja.

Lo hizo bien el brasileño: fue ordenado, cortó numerosas oportunidades locales y salvó a los suyos en más de una ocasión.

Con el 0-1 final, el Liverpool se pone colíder del grupo D de la Liga de Campeones con tres puntos junto al Atalanta, mientras el Ajax y el Midtjylland danés se quedan a cero.

EFE

UNION RADIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here