Los partidarios de votar nos dicen que podríamos obtener la mayoría en el Parlamento dado el inmenso rechazo de la población al régimen de Maduro.

Ahora bien, los partidarios de votar olvidan que eso ya sucedió dos veces –2007 y 2015– y la consecuencia de esas victorias fue que el régimen desconoció la victoria y acentuó su totalitarismo.

Se olvida, deliberadamente, que el 2015 ganamos aplastantemente; obtuvimos dos tercios de la AN. Maduro, inicialmente simuló acatar el resultado pero al igual comenzaron las maniobras para desconocerlo. Es una característica del régimen totalitario que padecemos. Ha sucedido dos veces ya que en el 2007 también Chávez fue derrotado.

¿Qué hizo Chávez? A través de decretos leyes impuso todo lo que había sido derrotado. Desconoció el pronunciamiento del pueblo. Después de la derrota del 2015 el régimen estableció al TSJ como instrumento para lograr desconocer el pronunciamiento popular. El TSJ fue anulando a la AN. Primero cuestionaron a los tres diputados de Amazonas para anular la correlación de fuerzas que le daban gran poder a la AN. Después declaró en desacato a la AN para desconocer todas las decisiones del Parlamento. La AN ha podido designar un nuevo TSJ y un nuevo CNE que se correspondiera con la aspiración democrática del pueblo. Desde ese momento tenemos la tiranía del TSJ. Se olvida que al 30 de octubre del 2000 Fidel Castro y Hugo Chávez firmaron el Convenio Integral de Cooperación que selló la condición de colonia política de Venezuela sometida a Cuba.

Los venezolanos fueron testigos de la sumisión del Estado con las mayores reservas petroleras que ahora gira como un satélite en la órbita de una isla pobre, con una economía fosilizada y parasitaria. Fidel vio así coronada su vieja ambición de ponerle la mano al petróleo venezolano.

Olvidan dos cosas fundamentales. Este es un régimen totalitario controlado por los militares que forman parte de la mafia militar y civil que a su vez controla al régimen. Esta es la dictadura de Padrino, del Almirante Ceballos y de Diosdado Cabello. Venezuela es hoy un NARCO-ESTADO controlado por el “cartel de los soles”.

Según la investigación de “La Invasión Consentida” los militares venezolanos manejan miles de millones de dólares del presupuesto nacional y han controlado por sectores claves como la venta de divisas, la banca pública, la corporación eléctrica nacional y la importación estatal.

 

 

No van a abandonar pacíficamente tan jugosa teta. Ese poderoso “cartel” no se elimina con votos; esta es una dictadura militar. Por ello Padrino declaró que los opositores al régimen no podrán nunca más ganar una elección en Venezuela.

Cuba le impuso al gobierno venezolano convenios que le permitieron apoderarse de los 700 mil millones de dólares de la época en que el barril venezolano rebasó los 100 dólares.

Cuba controla al régimen venezolano y para ello, incluso, controla a nuestra FANB. Padrino, Cabello y los demás integrantes del Alto Mando Miliar obedecen las instrucciones del régimen cubano. La soberanía del régimen venezolano está sometida a los intereses de Cuba.

La astucia de Fidel hizo que la labor de los cubanos pareciera una ayuda humanitaria y no de un servicio por el que La Habana cobra miles de millones de dólares.

A partir de la firma del convenio en 7 meses arribó al país una verdadera tropa: más de 10 mil médicos, enfermeras y técnicos de salud. Luego llegaron brigadas de alfabetizadores, maestros y entrenadores deportivos. El gobierno venezolano pagó en promedio 40.221 dólares trimestrales por cada “colaborador” cubano, es decir, 13.407 dólares al mes, una cifra sideral.

Si no se tiene claro que el régimen venezolano cuenta con aliados poderosos que a su vez se benefician de nuestra riqueza no estamos apuntando a los verdaderos enemigos del pueblo venezolano.

El poderoso bloque político-ideológico que conforman Rusia, China, Cuba, Irán, Corea del Norte y hasta Turquía impedirán siempre cualquier victoria de los sectores democráticos del país.

Entonces yo les digo a quienes nos convocan a una victoria del pueblo el 6 de diciembre que ello ya sucedió, dos veces, en el 2007 y en el 2015, y nuestros enemigos anularon esas victorias.

Afirmo que es legítimo que para contrarrestar el poderío de nuestros adversarios debemos buscar la alianza con el otro poder que podría equilibrar la asimetría de la que somos víctimas. Esa asimetría solo la puede equilibrar USA luego debemos aliarnos con el poderío de USA, incluido el militar, para sacudirnos el coloniaje cubano y el saqueo de nuestra riqueza

TAL CUAL

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here