CARACAS.- Dos goles del delantero Romelu Lukaku en la primera parte le bastaron a Bélgica para hacer los deberes ante Islandia (1-2) y recuperar el liderato de su grupo en la Liga de Naciones gracias a la derrota de Inglaterra contra Dinamarca.

El futbolista del Inter de Milán volvió a imponer una vez más su fuerza y explosividad. Se ofreció a sus compañeros continuamente y, cada vez que la tocaba, ponía un nudo en la garganta a los cientos de aficionados islandeses a los que se les permitió asistir.

Los “Diablos Rojos” vistieron de blanco para la ocasión y dominaron la posesión en todo el encuentro, basculando a izquierda y derecha. El primero cayó en el minuto 9, en una jugada que tuvo como origen un pase largo y vertical de Toby Alderweireld. Lukaku la bajó con el pecho y, ante la torpeza de la defensa islandesa, se revolvió con efectividad y disparó un zurdazo imposible para el portero.

El empate llegó en el 16, en un despiste de la defensa belga. El veterano lateral derecho Birkir Már Saevarsson recibió un pase diagonal adelantado que rompió la línea defensiva de los “Diablos Rojos”. El jugador, de 35 años, se puso la camiseta de delantero, aguantó la presión de Yannick Carrasco y batió a Mignolet por debajo.

Witsel de volea y luego Meunier desde fuera del área probaron suerte desde lejos, sin resultado. A falta de secundarios, el sargento Lukaku volvió a aparecer en el minuto 38 reclamando un merecido protagonismo y fue arrollado por Eyjólfsson en el área, en un claro penalti. El delantero reclamó ejecutar la pena máxima y engañó al guardameta con un disparo por la derecha que se coló en el fondo de la red.

En la clasificación del grupo, los belgas suman nueve puntos y adelantan a los ingleses, que se quedan con siete, los mismos que Dinamarca. Islandia por su parte se queda clavada en el último puesto con cero puntos y desciende matemáticamente a la liga B de la Liga de las Naciones.

EFE

UNION RADIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here