De acuerdo con la vocería oficialista, este viernes 26 de marzo llegarán a la cantidad de 50.000 miembros del personal docente vacunados, y el día siguiente iniciará la aplicación de la segunda dosis a este grupo


El mandatario Nicolás Maduro finalmente incluyó al grupo de la tercera edad, principal población de riesgo ante el covid-19, en sus anuncios sobre las jornadas de vacunación, al afirmar que iniciaría la inmunización de las personas mayores a 60 años.

La planificación para el próximo trimestre contemplaría, no solo al sector salud, sino también al personal docente y a la tercera edad, según anunció el oficialismo, pese a que hasta ahora solo se ha confirmado la importación de 700.000 dosis de vacunas y ante la negativa de Maduro de permitir la importación de casi 12 millones de posibles dosis de AstraZeneca.

«Ya comenzó la vacunación de los maestros. Establecimos como prioridad a aquellos que tenían algún tipo de comorbilidad. Empezamos por educadores el plan de vacunación abril-mayo-junio, pero vamos a incluir a las personas mayores de 60 años, a quienes tienen algún tipo de riesgo», anunció.

De acuerdo con la vocería oficialista, este viernes 26 de marzo llegarán a la cantidad de 50.000 miembros del personal docente vacunados, y el día siguiente iniciará la aplicación de la segunda dosis a este grupo, para posteriormente dar inicio a la planificación del segundo trimestre del año.

En este sentido, Maduro se celebró la manera en la que ha «priorizado» a los sectores en su programa de vacunación, a pesar de que los organismos internacionales recomiendan establecer como segunda prioridad a las personas de tercera edad, una población que no había sido considerada por Maduro hasta ahora, pese a que la mayoría de las muertes registradas en los reportes diarios de covid-19 emitidos por el oficialismo son personas mayores de 60 años.

«Hemos priorizado al personal sanitario y ahora al personal educativo», presumió sin mencionar que también priorizó a los dirigentes políticos, pues los funcionarios públicos ya recibieron sus dosis de Sputnik V, incluidos Nicolás Maduro y su esposa, Cilia Flores.

 

 

Plan de vacunación sin AstraZeneca

Pese a la necesidad de acelerar el ritmo de la inmunización en Venezuela, que al paso actual tardaría más de 33.000 días (unos 90 años) en alcanzar la inmunidad de rebaño, Maduro se ha negado a autorizar la vacuna desarrollada por AstraZeneca, que se incluiría en las casi 12 millones de dosis a las que tendría acceso Venezuela a través del mecanismo Covax.

En su lugar, Maduro ratifica que Venezuela contará con las vacunas Sputnik V y Sinopharm, desarrolladas por Rusia y China, respectivamente. También hizo énfasis en que próximamente se importarán las vacunas Soberana 02 y Abdala, elaboradas en Cuba, a pesar de que no han superado siquiera la tercera fase de pruebas clínicas.

«Nosotros estamos trabajando con la rusa, la china y empiezan en abril los experimentos de las dos candidatas cubanas. Ya para junio estaremos buscando la vacunación con la Abdala. Estamos buscando otras variantes seguras, comprobadas y autorizadas por las autoridades venezolanas», aseguró.

La vacuna de AstraZeneca, aunque se sometió a observación debido a que surgieron casos de trombosis en un mínimo porcentaje de los vacunados en Europa, fue ratificada como una sustancia segura con un 79% de efectividad y hasta ahora, no se ha comprobado que las coagulaciones en algunos pacientes sean un efecto tengan relación con la vacuna.

TAL CUAL

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here