Pese a que en los últimos meses se ha presenciado una relajación de las medidas incluso en las semanas de cuarentena radical bajo el esquema 7+7, según reconoce Maduro, en esta oportunidad la semana será «muy radical» y se retomará el «esquema extremo de bioseguridad» cuando correspondan los días de confinamiento


El mandatario Nicolás Maduro advirtió nuevamente sobre los peligros que conlleva la nueva variante de la covid-19 originada en Brasil, que ya llegó a Venezuela y despierta una nueva etapa de alarma en el país, por lo que llamó a extremar las medidas de prevención.

Para responder a esta nueva etapa, de mayor riesgo, el líder del chavismo anunció que el acto que encabezó este viernes 5 de marzo con motivo de una reunión con dirigentes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), será el último que se organizará hasta que se controle la situación.

«Esta situación nos debe llevar a cuidarnos más. Este acto se ha hecho con todas las medidas de bioseguridad, con las pruebas, pero este es el último acto que hacemos por ahora. Hemos decidido en la comisión (para la prevención de la covid-19) limitar los actos y movilizaciones públicas mientras salimos de la situación de alarma por la llegada de la variante brasilera de covid-19», informó.

En este sentido, suspendió una marcha programada para el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, y otros eventos conmemorativos de esa fecha, que coincidirá con una semana de cuarentena radical.

De acuerdo con el mandatario, pese a que en los últimos meses se ha presenciado una relajación de las medidas incluso en las semanas de cuarentena radical bajo el esquema 7+7, en esta oportunidad la semana será «muy radical» y se retomará el «esquema extremo de bioseguridad» en las semanas de cuarentena.

 

 

Por otra parte, recordó que el lunes iniciará el proceso de vacunación con las 500.000 dosis elaboradas por Sinopharm enviadas por China; por lo que se mantendrán con las vacunas chinas y rusas durante los próximos tres meses.

Las expectativas sobre una posible ampliación de un proceso de vacunación, que inició con una lentitud preocupante, no son las mejores ante las dificultades del chavismo para obtener más vacunas.

«Había calculado abril para la expansión de la vacunación, ojalá la cumplamos porque hay problemas con la producción de vacunas del mundo, acaparadas por 10 países que acaparan el 90% de las vacunas», se excusó el mandatario.

«Chavismo es gobierno y oposición» según Maduro

Durante su alocución, Maduro aprovechó para fustigar y disminuir a la oposición mayoritaria del país ante su cúpula de dirigentes pesuvistas, a quienes afirmó que el chavismo es el único movimiento político del país.

«Somos gobierno y oposición a la vez, porque no tenemos oposición en Venezuela. No podemos llamar oposición política a los restos del trumpismo guaidocista, son los restos de lo que quedó de Donald Trump», aseguró.

Estas declaraciones echan tierra a los partidos minoritarios de oposición que dieron la espalda a la facción de Juan Guaidó, apoyados por el mismo chavismo, que hasta ahora los reconocía como la «verdadera oposición» del país.

Sin embargo, en esta nueva postura, Maduro dio a entender que estos partidos, pese a ser una alternativa «razonable, democrática y política», no son considerados como una contrafuerza real. «Ojalá algún día se conviertan en una verdadera alternativa de poder», sentenció.

Posteriormente, la plenaria del PSUV discutió y aprobó un informe que contuvo los lineamientos del programa político de la tolda roja durante 2021. Entre los planteamientos abordados, evaluaron los procesos de selección de los candidatos a alcaldías, gobernaciones, diputados estadales y concejales de cara a las «megaelecciones» que prepara el chavismo para este año.

TAL CUAL

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here