Home Nacionales Mala calidad de alimentos entregados por CORPOELEC a jubilados

Mala calidad de alimentos entregados por CORPOELEC a jubilados

293
0

Jubilados denuncian mala calidad de alimentos entregados por CORPOELEC y exigen a sus autoridades corregir tal situación.

Por instrucciones de Néstor Reverol, ministro del Poder Popular de Energía Eléctrica, y del Ing. José Luis Betancourt, presidente de Corpoelec, esta semana se está haciendo entrega del «Beneficio» de alimentación a los jubilados del Estado Bolívar, correspondiente al mes de abril 2022. 

Esta vez cambiaron a la modalidad de entrega presencial, convocando a sus jubilados para retirar las bolsas de comida en la sede de Alta Vista en Puerto Ordaz, medida desconsiderada para con la condición de adultos mayores, algunos con problemas motrices, visuales y otras enfermedades propias de la edad. 

Antes, debido a la pandemia, la empresa llevaba las bolsas de alimentos a sitios cercanos a los lugares de residencia de los jubilados, tanto en Puerto Ordaz como San Félix. Para ello, contaban con 9 rutas con las cuales iban cubriendo secuencialmente los distintos puntos de entrega que conformaban una ruta en particular, cuestión que los jubilados celebraban y agradecían.

Si bien es cierto que la pandemia pareciera estar bajo control, todavía en Ciudad Guayana el problema de la escasez de combustible, deficiencia de transporte público, y deterioro del parque automotor privado, sigue incidiendo negativamente en la movilidad de la población guayacitana, no escapando a tal realidad la masa de jubilados de CORPOELEC.

De por sí, trasladarse hasta la sede significa un esfuerzo extra para algunos jubilados, quedando ello demostrado por el desmayo que sufrió el día lunes 25 una señora mientras hacía la cola para retirar su bolsa. Dicha situación se agrava, para este caso de entrega de bolsa de alimentos, al tener que regresar a su hogar, con algunas excepciones, a pie o en transporte público, cargado con una bolsa de aproximadamente 10 Kg de peso; y se torna extrema para los residentes en San Félix y sitios alejados de Puerto Ordaz cuando se tiene que tomar más de un autobús.

A la calamidad de tener que trasladarse al edificio sede a retirar la bolsa, se le suma el que los alimentos entregados, además de traer poca cantidad, marcas desconocidas y empaques dañados, evidencian que no hay control de calidad en los lotes de alimentos recibidos por CORPOELEC para ser entregados a su personal. 

En esta oportunidad hay denuncias de algunos jubilados, con evidencias fotográficas, de haber recibido bolsas que no es de leche sino un compuesto lácteo no apto para alimentar niños en crianza; bolsas de arroz sin ningún tipo de información en su empaque, sin ni siquiera la marca del producto; latas de sardina con evidencias de oxidación; y para colmo, alimentos con empaques rotos y signos de excrementos de animales. 

En la entrega pasada, la correspondiente al mes de marzo, también hubo denuncias de haber piedras de gran tamaño, gorgojos y granos picados dentro de los empaques alimenticios.

Por otra parte, estos jubilados, quienes entregaron los mejores años de su vida a la empresa, se quejan del exterminio a que las autoridades de CORPOELEC parece haberlos sentenciado en el sentido de que, no conforme con la mísera pensión que perciben y no tener servicio médico ni suministro de medicinas, apenas son 123 g de proteínas (compuesto por una lata de sardinas, un empaque de salsa de tomate y un paquete de compuesto lácteo) lo recibido para todo el mes.

Los alimentos recibidos son de tan dudosa calidad, que hasta los empaques se deterioran tempranamente: vienen despegados. Otro aspecto deplorable de los empaques es que presentan un rotulado de pésima calidad, ilegibles, como para esconder la marca y demás información reglamentaria que deben mostrar. Además, lo sucio y residuos adheridos evidencian un mal almacenamiento de los alimentos.

Ya en diciembre de 2021 se le había hecho llegar a las licenciadas Saudy Rendón, Gerente General de Talento Humano Región Guayana, y Jenny González, Coordinadora de Atención al Jubilado, una carta donde se expresaba el grado de frustración, tristeza, desesperación, vergüenza y muchas cosas más que sentían los jubilados de CORPOELEC al recibir el tan ansiado Complemento Alimentario, nombre utilizado en la empresa para la pírrica bolsa que entrega.

En aquella oportunidad se le hacía un llamado de atención a las autoridades de CORPOELEC con preguntas tales como: ¿Estos productos que se le están entregando a los jubilados de Corpoelec, pasan el control de calidad? ¿cuál es el informe que ha dado Sanidad o no está al tanto de esto? ¿existe supervisión en la compra y calidad de los productos por parte de CORPOELEC?

La misiva terminaba solicitando mejorar la calidad del Complemento Alimentario, con el petitorio de Señores de la alta Gerencia de CORPOELEC ya estamos cansados (por no utilizar otros términos) de sus malas decisiones, al menos anótense una positiva, mejorando la calidad de los productos Alimentarios al Jubilado.

Transcurridos cuatro meses de aquella misiva, las malas condiciones persisten y es por ello que nuevamente hacen el reclamo por la mala calidad de dicho Complemento Alimentario, y el llamado a mejorarla.

CARLOS VELASQUEZ CAURATV.

Previous articleReclusos le cortan una oreja a policía durante motín en Carabobo
Next articleVenezuela registró 109 contagios de Covid-19 este #1May

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here