El testigo de Colombia afirma que detuvo dos meses antes, a uno de los desertores venezolanos involucrado en el intento de invasión al territorio por La Guaira

El teniente de la Fuerza Armada Colombiana (FAC) Juan Daniel Giraldo Trujillo, aseguró que el Gobierno de Colombia conocía de un plan de ataque militar contra Venezuela que se estaba gestando en su territorio, luego de la captura de uno de los mercenarios desertores que participarían en el golpe de Estado contra el presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, en mayo de 2020.

Así lo reveló el Teniente colombiano en declaraciones al medio digital, NoticiasUnoColombia, que publicó las cintas grabadas, fotografías y el relato testimonial del militar del vecino país.
Giraldo Trujillo, además informó los detalles de la captura del desertor venezolano Jimmy José Montesinos Olivar con más de 30 celulares y otros elementos criminalísticos que estaban destinados a los grupos comandos mercenarios.
El Teniente, durante una grabación de la audiencia de legalización de la captura del mercenario, explicó que el primer indicio que tuvieron, se produjo cuando la Fuerza Aérea Colombiana detectó a través de sus radares la presencia de un avión sospechoso en la frontera con Venezuela.
Posteriormente, un día antes de que los grupos criminales lanzaran la operación de invasión marítima desde Castillete, en la Guajira colombiana hasta las costas de Macuto, en Venezuela, fue detenido Montesinos por su presencia irregular en Colombia, y la posesión de elementos de guerra y logística, que confesó era para el golpe marítimo de mayo de 2020.
El Teniente asegura que pese a las evidencias, las autoridades colombianas declararon como “ilegales” tanto la captura como sus confesiones, y Montesinos fue dejado en libertad plena.
El reportaje periodístico revela que el 23 de marzo de 2020, este desertor ya había sido capturado por fabricación y tráfico de armas en el sector Ciénaga de Magdalena. Curiosamente, fue el mismo día y el mismo sector en que la policía de carreteras de Riohacha incautó un vehículo con gran arsenal de armamento de guerra que luego se comprobó estaba destinado a los mercenarios que se entrenaban en La Guajira.
La Fiscalía colombiana, gracias a los datos públicos denunciados por el Gobierno venezolano, realizó el 27 de marzo 2020 un allanamiento a una vivienda en Riohacha, donde se incautaron uniformes militares y listados de desertores que se entrenaban en Colombia.
En mayo de 2020, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) detuvo una invasión de un grupo de “mercenarios terroristas” que intentaba ingresar a bordo de dos lanchas a la costa de La Guaira.
Fuente: NoticiasUnoColombia
EL UNIVERSAL

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here