Indudablemente es una buena noticia la de los recientes acuerdos alcanzados para la adquisición de las vacunas contra el covid-19. Desde Unidad Visión Venezuela apostamos a que continuemos por la ruta del entendimiento, de poner a la gente primero, ya que desde hace años lo hemos venido diciendo y estamos convencidos de que sin acuerdos no hay futuro en ningún ámbito.

Por ello, estamos optimistas y participamos activamente en la Comisión Especial para el Diálogo, la Paz y la Reconciliación Nacional, a lo largo y ancho de todo el país, poniendo nuestras propuestas sobre la mesa, esas que hemos venido haciendo en aras para contribuir a la estabilización económica, política y social de nuestra Venezuela.

Es hora de poner la vida de los venezolanos por encima del conflicto político, de entender que la negociación es la vía indiscutible para la resolución de la tragedia política, económica y social.

 

 

Sabemos que el número de vacunas adquiridas por el gobierno, junto a las 12 millones de dosis acordadas con un sector de la oposición, sumada a los cinco millones que van a poder adquirir a través de la empresa privada, siguen siendo insuficientes; sin embargo, lo importante es avanzar, así que miremos el parabrisas y no el retrovisor.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) recientemente reconoció que 130 países —en los que habitan un estimado de 2.500 millones de personas— aún no han recibido ni una sola dosis, razón por la cual hay que tener claro que las vacunas tardarán en llegar porque los gobiernos de los países donde funcionan los laboratorios piden a estos dar prioridad a su propia población. De allí que los trámites necesarios para conseguir la cantidad que requerimos, deben continuar con celeridad.

Pero en situaciones críticas, pese a la comprensible desesperación de todos, el líder debe dar pasos firmes sin generar la creencia falsa de que las soluciones son inmediatas, porque el liderazgo se mide por la capacidad de saber transformar un desesperado «hazlo ya» en un «ya vamos juntos».

El líder se reúne, escucha y trata de llegar acuerdos las veces que sea necesarias, buscando soluciones. El líder, si tiene una idea, explica y demuestra resultados, piensa en los demás, no en sí mismo. El líder no se impone sino que trabaja en equipo. En lo personal, eso nos ha costado descrédito y calificativos negativos por parte de ambos sectores, pero no hemos parado en insistir en plantear la única ruta posible, el único camino viable para Venezuela.

Por tal razón es necesario recuperar el trabajo político, la vía electoral y el entendimiento para solventar los problemas nacionales. Lo demás es fantasía.

No se puede pretender recuperar la democracia apartando a los demócratas. Por ello nuestra invitación, a ambos sectores, es a actuar con seriedad y responsabilidad. En este acuerdo el único ganador es nuestro pueblo. Igualmente hacemos un llamado a dejar de lado a todos aquellos extremistas que pretenden que continuemos en una lucha mezquina solo por el poder, con unas sanciones que lejos de fortalecer y cohesionarnos a la oposición y fracturar al oficialismo, han terminado es fracturándonos a nosotros y reagrupando al gobierno.

Es inaceptable que se emita una sanción solo por una posición política ya que eso vulnera el derecho al libre pensamiento. Tampoco compartimos que se le apliquen a renglones de la economía y a empresas venezolanas.

Sanciones por corruptos y violadores de derechos humanos, sí; por ser demócratas y votar, no.

Las sanciones, inhabilitaciones y expulsiones, está más que demostrado, es una muy mala fórmula para alcanzar soluciones. Ninguna está hecha en razón del interés de Venezuela. Solo auspician confrontación y división. Ningún país se construye sobre el odio.

Nuestra meta debe ser conseguir un ambiente político óptimo. Hay mucho trabajo por hacer en ese sentido, donde los ciudadanos sean la prioridad; ese pueblo en el que reside la soberanía. En fin, debemos hacer que nuestra gente recupere el entusiasmo y luche por las oportunidades que se generen para la reconstrucción del país.

Omar Ávila es secretario general nacional de Unidad Visión Venezuela.

TAL CUAL

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here