ROMA.- Roma acoge desde este martes el rodaje de la séptima entrega de «Misión Imposible» y arrancó con una serie de escenas en pleno centro histórico en las que se ha podido ver a su protagonista, Tom Cruise, afrontando sus frenéticas aventuras.

Aunque de momento parecía una auténtica «misión imposible», por la incertidumbre que suscitó el coronavirus, finalmente el director Christopher McQuarrie pudo decir «acción» y retomar el rodaje.

Algunos romanos y turistas se encontraron con Tom Cruise en la Via de la Tribuna di Campitelli, a dos pasos de la céntrica Plaza Venecia, vestido con un traje gris, chaleco y corbata a juego.

En el lugar se han desplegado decenas de trabajadores y coches de lujo, y la central técnica de la grabación fue instalada en la plaza frente a la Boca de la Verdad.

En concreto la superproducción ha traído a Roma 180 trabajadores, entre actores, cámaras, técnicos y otro tipo de personal, que se alojarán en la ciudad durante las próximas siete semanas.

Como en otras entregas, el agente secreto recorrerá localizaciones como los foros imperiales, el río Tíber, los muros del castillo de Sant’Angelo, las pintorescas callejuelas del barrio de Monti y otras zonas del corazón romano.

EFE

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here