Son innumerables las estructuras que se encuentran en distintas zonas de Ciudad Guayana perdidas entre la maleza, escombros y basura

Ciudad Guayana.- En un recorrido realizado por el equipo de reporteros de Nueva Prensa Digital, se pudo constatar que Guayana cuenta con un sinnúmero de estructuras pertenecientes a la “Misión Vivienda” que actualmente se encuentran en completo abandono.

En diversas zonas de Puerto Ordaz, se pueden encontrar muchas estructuras que servirían como base para los apartamentos de la iniciativa del Gobierno Nacional, las cuales quedaron solo como “estructuras”.

Estructuras de la Misión Vivienda perdidas entre la maleza – Fotografía: Wuilmer Barrero

Escasez de materiales

Entre las preocupaciones que más aquejan, destacan la escasez de materiales de construcción; la ausencia de la fiscalización necesaria, que favorece el manejo irregular de los recursos destinados al sector vivienda y la falta de datos habitacionales vigentes.

Una de las situaciones que se pudo observar en este recorrido es que, fueron varias las familia que decidieron construir por cuenta propia su vivienda, aprovechando las ruinas de las estructuras que ya estaban listas solo que con falta de ladrillos o bloque para darle forma a los apartamentos para los que la estructura está diseñada.

Estructuras de la Misión Vivienda perdidas entre la maleza – Fotografía: Wuilmer Barrero

Debido a esta situación, cada uno de los afectados que  siguen en la espera de la “Misión Olvido”, les ha tocado improvisar viviendas en las calles y avenidas del país mientras esperan que el Gobierno de Venezuela les otorgue un hogar.

Estructuras de la Misión Vivienda perdidas entre la maleza – Fotografía: Wuilmer Barrero

¿Qué pasará con cada una de estas estructuras que actualmente se encuentran perdidas entre la maleza? ¿Qué pasó con todo ese dinero invertido que solo quedó en proyectos y nada más? Son interrogantes que salen a la luz mientras se hace el  análisis a toda esta cruda realidad que  se torna fundamental para muchas familias que aún no cuentan con un hogar digno.

NUEVA PRENSA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here