En el séptimo mes de 2020, se registraron 88 protestas por gasolina en varios estados de Venezuela, donde tres entidades llevaron la batuta en ese renglón


El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) presentó un informe el martes 11 de agosto respecto a las protestas registradas durante julio de 2020 en el que contabilizó 649 protestas en el séptimo mes del año, en las que los Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales fueron los principales motivos para manifestar en las calles, lo que representó el 91% de las mismas.

El restante 8% fuer por Derechos Civiles y Políticos.

Aunque la crisis por el covid-19 perjudica al país, la necesidades de servicios básicos, gasolina, alimentación y salarios obligó a la ciudadanía a exigir la restitución de sus derechos humanos. De todas esas acciones de calle, se estima la realización de unas 22 diarias durante todo julio.

De todas las protestas que se evidenciaron en 2019, Sucre lideró el número de este tipo de acciones con 178, seguido por Anzoátegui con 85 y Bolívar, que contabilizó 46.

 

 

Al comparar la cifra de protestas con las registradas en 2019, se evidenció un aumento del 4% ya que en el mismo periodo del año pasado se registraron 623 manifestaciones.

Respecto al tema de la gasolina, se contabilizaron 88 protestas por la falta de combustible en el país a pesar de las acciones tomadas por el Ejecutivo para subsanar la distribución del carburante, apoyada por la llegada de los tanqueros iraníes a finales de mayo. Los ciudadanos, tanto en las zonas urbanas como en las rurales, han tenido que protagonizar grandes colas para repostar a merced de elementos como la delincuencia y abuso de poder por parte de la Guardia Nacional.

Monagas registró la mayor cantidad de manifestaciones por la falta de gasolina con 22 protestas, seguido por Anzoátegui con 21 y Bolívar se ubica en el tercer lugar con 13 protestas. Las otras entidades en las que se presentaron estas acciones son Delta Amacuro, Falcón, Lara, Mérida, Nueva Esparta, Portuguesa, Sucre, Trujillo y Zulia.

La escasez de gasolina, que vuelve a sufrir el país desde principios de agosto, ha provocado un repunte en los precios de alimentos debido al incremento del costo del transporte por la compra en dólares del combustible en el mercado negro, a precios que superan los oficiales de Bs. 5.000 bolívares y de 0,50 centavos de dólar.

«El precio de los alimentos se está incrementando básicamente por el costo en que se incurre para transportar los bienes de las zonas productoras a las zonas consumidoras», afirma el diputado y economista José Guerra. «Esta es una realidad que se está acentuando más recientemente por el caso de la escasez de combustible, porque ese combustible hay que pagarlo en dólares, tanto el gasoil como la gasolina. Entonces, el efecto es indirecto a través del costo del transporte».

Las demandas que más se pidieron en julio tienen que ver con el derecho a la vivienda y los servicios públicos, junto a los derechos laborales. En el primer ítem, se contabilizaron unas 407 protestas, de las cuales 363 tienen que ver con la fallas en el suministro de gas doméstico, electricidad y del agua potable.

El gas, del que se ha recibido varias denuncias por los problemas con el servicio, tuvo unas 242 protestas; seguido por las manifestaciones por el agua potable, se registraron 84 y 37 por electricidad.

 

 

Durante el mes de julio fueron reprimidas 17 protestas en 8 estados del país, que dejaron dos manifestantes asesinados. Esta política se profundiza bajo el decreto de Estado de Alarma por covid-19, implementado en paralelo al Estado de Excepción y Emergencia Económica, decretado desde el año 2016.

La represión y la aplicación de mecanismos de control social no solo han funcionado como medios para asegurar la permanencia del régimen en el poder, sino para cercenar el ejercicio de las libertades cívicas y los derechos sociales, refirió el OVCS.

TAL CUAL

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here