Más de 70 días tenía la Estación de Servicio Río Grande de El Palmar que no recibía combustible y una semana la gente haciendo cola y vigilia para ponerle 20 litros de gasolina a los vehículos, situación que generó cierre de calle y malestar

El Palmar.-Habitantes de El Palmar, municipio Padre Pedro Chien, al Sur del estado Bolívar, cerraron calles y tomaron Estación de Servicio Río Grande, luego que los surtidores de gasolina presentaron fallas con los picos.

La protesta de productores, motorizados, médicos, maestros, entre otros, ocurrió el día domingo 27 y sigue este lunes 28. El personal que administra la gasolina indicó que no se podía surtir los automóviles debido a que los picos surtidores no funcionaban.

Afectados, calificaron de burla y abuso contra las personas que llevaban más de una semana pernoctando en este lugar para poner unos cuantos litros de gasolina a sus carros.

Población cerró la carretera por donde transitan los camiones cargados de material aurífero que vienen del Área Bajo Régimen de Administración Especial (ABRAE), ubicada en la Reserva Forestal Imataca, al borde del Río Grande, lindero limítrofe con el Territorio Delta Amacuro.

Dicen que empresas mineras crean un desastre ambientan en esta zona, en donde se encuentra la reservar más grande de agua dulce del estado. “El Arco Minero, destruye y envenena lentamente con mercurio el río de la región Guayana”, acotó uno de los protestantes.

Perjudicados acusan a la alcalde del municipio, Sol Rubinetti de ser cómplice del desastre ecológico que ocurre en el territorio en cuestión. Además, manifiestan preocupación por el abandono del pueblo, e igual por los negocios turbios con el combustible en dicha localidad.

Llegó la gasolina y creo protestas

Alí Molina, lugareños de El Palmar, explicó que el gobernador del estado Bolívar, les prometió que el combustible iba a llegar hace más de una semana y después de permanecer en cola, comerciantes, productores, motorizados, trabajadores de la salud y pueblo en general,  “llegó la gasolina el día sábado y la administración informó que las bombas que mandan el líquido desde los tanques presentaron problemas, la situación generó trancas y protestas”.

Calificó de injusta la posición de los administradores de la estación de servicio, “ellos dicen que no hay disponibilidad. Pero los vehículos que trasladan el material aurífero circulan sin dificultad en El Palmar las 24 horas del día y todos los días. Se trasladan desde la zona del Área Bajo Régimen de Administración Especial del otro lado de río grande, hasta el sector La Guacamaya, en donde poseen la planta de refinación”.

Los vehículos de carga no dejan nada en el municipio, solo destrucción de sus calles, las cuales se encuentran colapsadas, mucho menos en materia de salud, educación o deporte, “El Palmar es saqueado y el pueblo padeciendo por falta de combustible”, apuntó Molina.

Bladimir Martínez Ladera
bmartinez@soynuevaprensadigital.com

NUEVA PRENSA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here